Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 julio 2010

Eternos

Viajando por el intrincado bosque interior de mi memoria, me encuentro con una mujer amable y sonriente que tejía muñecas de lana tras la puerta de una casita de labradores; con un trovador desconocido que cantaba cerca de la mazmorra en la que estaba recluida canciones en las que aparecía mi nombre; con un compañero de viaje errante y risueño con el que alguna vez compartí un trecho de mi camino y un poco del calor de una hoguera mal pergeñada, antes de que el sendero se bifurcara.

Nunca más podré volver a aquella casita, desapareció quizá mucho antes de que mi imaginación la inventara; ya no hay canciones para mí, ni aunque quisiera escucharlas; la soledad es ahora la cómoda y práctica compañera elegida y no permitiré jamás que me abandone. Todo lo que algún día amé murió antes de comenzar, pero la verdadera muerte es otra: el espejismo, la corrupción personal. Existen el amor y la amistad eterna, claro que sí. Pero sólo si jamás se materializan.

http://www.wikio.es

Read Full Post »

Manifestación del 10 de julio en Barcelona: más de millón de personas. Más de un millón de habitantes de Cataluña unid@s, no por una única visión de lo que debería ser el futuro político y social de esa nación o no nación que tiene prohibido llamarse nación, sino por un sentimiento de injusticia por los actos de la Justicia, de vulneración democrática en esta supuesta democracia, que es más supuesta que democracia, en la que estamos viviendo. Y una instrumentación descarada por parte de los medios de comunicación, claramente visible en los titulares del dia siguiente, donde cada uno aprovechó la multiformidad de la marcha para interpretarla al servicio de los intereses politicooeconómicos que los rigen.

Tal vez sería un buen momento para hacerlo, incluso a pesar de este éxito de convocatoria, pero no voy a comparar el número de asistentes a esta movilización ciudadana con los que suelen integrar los actos festivos multitudinarios con motivo de celebraciones deportivas, en esta ciudad y en otras, ahora que aún estamos viviendo la resaca de la euforia despertada por La Roja con su Campeonato Mundial. Ni tampoco voy a citar a l@s catalan@s que se quedaron en sus casas el sábado mientras el domingo se precipitaron a la calle, ni a los que consiguieron que los reportajes televisivos sobre el Mundial de Sudáfrica quintuplicaran la audiencia de los programas donde se analizaba el fallo (nunca mejor dicho: si se pretendía quitar argumentos a la Cataluña que desea un grado más o menos importante de autogobierno está claro que han conseguido justamente lo contrario) del Tribunal (In)Constitucional con respecto al Estatut. Reivindico el poder y la necesidad de la ficción (y los triunfos deportivos no dejan de ser una versión de la misma), que creo que es perfectamente compatible con la lucha social, para contrarrestar la dura realidad que estamos viviendo l@s trabajador@s a nivel mundial y que parece que no ha hecho más que empezar.

Mi comentario va aludir a algo totalmente diferente: ayer, domingo 11 de julio, no sólo fue el día posterior a la manifestación del Estatut en Barcelona, ni la jornada que, en el decir de los inflamados comentaristas deportivos, España cumplió su sueño de ser campeona mundial de fútbol. Se cumplió también el 15 aniversario de la matanza de Sbrenica donde murieron más de 8.000 hombres y niños musulmanes ante la pasividad de los organismos internacionales y sus tropas enviadas para teóricamente proteger a las víctimas, y en las que éstas confiaban. Todos sabréis que este genocido fue uno de los episodios más sangrantes de las guerras que asolaron hace no tanto tiempo la antigua Yugoslavia, y quizá también que el odio nacionalista y religioso que tanta barbarie causó fue alimentado (casi podríamos decir creado) por intereses políticos, medios de comunicación esbirros del poder con discursos en los que parece que se han inspirado Intereconomía y Losantos & Friends, y decisiones tan políticamente estúpidas como la del TC (ahora no me habléis de la separación de poderes, por favor, que me da un ataque de risa), que sólo consiguen dar alas a los que buscan sacar beneficio de la confrontación. Creo que queda poco más que decir.

http://www.wikio.es

Read Full Post »

Nunca, ni en mis peores sueños, hubiera podido llegar a imaginarme que Zapatero haría las reformas laborales untraliberales que no le dejamos hacer a Aznar ni que, además, iba a iniciar una escalada de políticas antisociales al lado de la cual Intereconomía y sus tertulianos parecen el Ejército Rojo.

La última, la solapada privatización de las cajas de ahorro, que comenzó con unas fusiones de las que poco se ha comentado y que han hecho perder miles de puestos de trabajo, y sigue ahora con una Ley de Cajas que dejará que entre en ellas el 50% de capital privado, con derechos políticos.

¿Tendremos que rogar al PP que vuelva para salvarnos de la neofachidad de los que se llaman socialistas? Desde luego que ésa no es la solución, pero desde luego que mucho peor no vamos a estar. De momento, la única opción que nos queda es una desobediencia civil tan enorme como la absoluta sumisión, la incalificable cobardía, la soberana estupidez y la increíble ambición de nuestros maravillosos gobernantes, Ah, y adherirse a esta reclamación por la Banca Pública.

http://www.wikio.es

Read Full Post »

En un supuesto estado del bienestar que se va desmorando, donde aquellos derechos por los que un día trabajadores y trabajadoras dieron la vida están siendo sistemática y sutilmente eliminados sin que se nos caiga la cara de vergüenza por permitirlo, el conflicto laboral del metro de Madrid representa una de las vueltas más agresivas de tuerca en esta ofensiva del poder económico y político contra los derechos sociales y laborales de l@s ciudadan@s, en la que la que la crisis económica que éste ha provocado ha ejercido la función de debilitadora del enemigo: nosotr@s.

Sirva la entrada colectiva que leeréis a continuación como un intento de much@s bloguer@s comprometid@s con la justicia social de dejar bien claro nuestro rechazo a que se utilice el derecho de huelga legítimo ejercido por un@s trabajador@s para atacar y producir desgaste en esta estrategia de protesta y conseguir erradicar los principios básicos de la lucha obrera (como la negociación colectiva), para hacernos así más vulnerables al poder.

Aunque parezca mentira, hay gente que piensa que en el Metro hay camareros ofreciendo canapés a los usuarios, y que éstos se desplazan pisando una cómoda y mullida alfombra roja. Estas personas son los políticos que sólo bajan al metro a inaugurar las estaciones y a comerse los canapés que contratan con el dinero que luego quieren escamotear a quienes cada día hacen que el Metro funcione. También piensan tal cosa los magnates del periodismo patrio, que habitualmente viajan en taxi, y no saben que cuando ellos salen del suburbano, los torniquetes empiezan a funcionar, se cobra por entrar, y los camareros que un rato antes ofrecían canapés se transforman en viajeros agobiados por llegar a sus puestos de trabajo o a sus obligaciones cotidianas…

Los trabajadores y las trabajadoras del metro, en lucha por defender sus salarios, pero en lucha también, y quizás sobre todo por defender principios básicos de la democracia como la negociación colectiva, el derecho a la huelga y el propio principio de legalidad y seguridad jurídica, están siendo objeto estos días de una campaña tan poderosa como miserable en su contra, capitaneada por la Comunidad de Madrid que es patrón, juez y parte en esta batalla, y que cuenta con el apoyo del PP y del Gobierno de la Nación.

A este frente político-institucional se suma el conjunto de periódicos, radios y televisiones, tanto públicas como privadas, que ejecutan con gusto –como es habitual- una campaña de linchamiento social que tiene un claro tufo antisindical, e incluso antiobrero.

Pero los trabajadores y las trabajadoras del metro no están solos. Quienes nunca montan en metro tratan de ganarles el pulso, pero los usuarios y las usuarias del metro sabemos que aquello por lo que están luchando nuestros compañeros y compañeras es lo mismo por lo que quizás mañana tengamos que luchar nosotros y nosotras.

Quienes habitualmente viajamos en metro estamos con ellos, y queremos hacer uso de nuestros medios para hacérselo saber a nuestros compañeros y compañeras del metro, y para tratar de que el resto de usuarios de este medio de transporte comprenda que los responsables de las perjuicios que la huelga pueda causar no son los trabajadores, sino sino sus patronos, los políticos que atacan sus condiciones de trabajo y sus herramientas para defenderlas.

Quieren que la huelga descarrile en la hostilidad de los usuarios. No lo permitamos.

A continuación una selección de lo que la bolgosfera ha publicado en apoyo a la huelga del Metro:

Carta a Esperanza Aguirre
Digo “Metro” y digo “Dignidad”
Con los compañeros de Metro
Huelga en el metro
Salvajadas y huelgas políticas
La última cruzada de Esperanza la ultraLibegal: los trabajadores de Metro Madrid, terroristas
Privilegiados
¿Los servicios mínimos del Metro de Madrid no pueden incumplirse pero un convenio colectivo sí?
No le digas a mi madre que soy sindicalista
ESTO VA DE LUJO
Metro, falsas unanimidades
ZAPATERO RECORTA; AGUIRRE, AFEITA
Carta de un trabajador de metro en lucha
Un centimito por aquí, otro por allá
Lo más salvaje no es la huelga
Todo Puesto de trabajo como el Metro de Madrid
Sé solidario con la Huelga de Metro. ¡¡Adhiérete y vota!!
Huelga del Metro en Madrid
La huelga como acto de fuerza
De fútbol y huelgas salvajes
La llaman huelga salvaje: todos contra los trabajadores
Huelga de Metro de Madrid: Argumentario
AGUIRRE EN EL METRO SE METE LAS QUE VAN FUERA
La Huelga no es regulable, que conste
Sindicatos
¿Dónde están los servicios mínimos de la conciencia?
Huelgas, para qué os quiero
No hagamos una ley de huelga en caliente
El metro de Madrid en huelga
Las huelgas no son juegos florales [2]
Conciencia social
Caretas fuera
A los tertulianos
Si Haces Huelga, Te Mando Los Tanques…
El caos se adueña de madrid
Solidaridad con la huelga del Metro de Madrid
Los compañeros del metro de Madrid: Un ejemplo de lucha y dignidad
La huelga del Metro de Madrid es la huelga de todos y de todas
LOS RECORTES SEGÚN CANTINFLAS, O ESPERANZA NO VA EN METRO
Como los trabajadores del Metro de Madrid, luchemos: CONTRA LA REFORMA LABORAL Y LOS RECORTES SOCIALES. Todos a la Plaza del Reina Sofía a las 19.00
Salvaje inseguridad jurídica
Ciudadanos en apoyo a la huelga del Metro
¿De quién son rehenes los viajeros del Metro?
En La Rioja no tenemos Metro pero las luchas son compartidas
Hay que pararles los pies
La buena huelga salvaje
AL LADO DE LOS BRAVOS TRABAJADORES DEL METRO DE MADRID
Salvaje (Huelga del Metro de Madrid II)
IU con los trabajadores y trabajadoras de Metro
Salvajes
El metro de Madrid no vuela
Reflexiones sobre una jornada de huelga de Metro en Madrid
Si te ha pillado la huelga, jódete
Un ejemplo para todos los trabajadores
Huelga salvaje, huelga domesticada

http://www.wikio.es

Read Full Post »

Esta vez mi sempiterno enemigo me había sorprendido en una de mis excursiones a la aldea más cercana para adquirir víveres (aún no he podido librarme de esa prosaica costumbre de comer que tantos problemas nos trae a los siervos de la gleba y a los marginados de la sociedad).
-¡Alto ahí, mosca cojonera! -me espetó-. Esta vez no te escapas.
Su exclamación poseía una seguridad mayor incluso que la habitual en un fanfarrón como él. Tuve un mal presentimiento, o una buena intuición, pero eso no iba a privarme de hacer lo que se debe en momentos en que te juegas la integridad (o lo que queda de ella) de tu físico. Así es que le solté:
-¡Eso ya lo veremos! (soy poco original, qué le vamos a hacer) -mientras, el saco de arroz lleno de bichos de especies desconocidas en el medievo que llevaba en mi mano izquierda salió disparado hacia mi malvado interlocutor y sus secuaces. Aprovechando la confusión, me metí por un hueco entre mis perseguidores y salí por la puerta de la choza mientras sembraba el suelo a mi zaga de verduras en diferentes estados de descomposición procedentes de mi morral, sin duda una trampa mortal cuando sus pies entraran en contacto con su viscosa y resbaladiza textura. Qué lástima que no se hayan descubierto aún las Américas, porque un buen manojo de plátanos y medio kilo de tomates maduros me hubieran ido muy bien en esta aventura.

Pero, a falta de productos de una tierra cuya mitad norte sería en el futuro colonizada por lo peorcito de la raza humana europea (que a su vez es lo peorcito de la raza humana en general) con el resultado que tod@s sabemos, imprimí la máxima velocidad posible a mis piernas poco acostumbradas a moverse por sí mismas sin el auxilio de la cabalgadura, para encontrarme con que mis adversarios habían cercado el pueblo, aprovechándose de la superabundancia de mercenarios dispuestos a cargarse a alguien por cuatro maravedíes que existía desde que la nobleza y la burguesía cooperaban en esconder las reservas de grano para provocar la subida de los precios y ocasionar una crisis económica mortal de la que ellos, como siempre, saldrían beneficiados. “Te ha vuelto a fallar la previsión, Eowyn”, me dije, deseando que me dejaran el tiempo de vida suficiente para arrearme el cachete en la mejilla que sin duda merecía. “Tanto frecuentar las tabernas y tanto coquetear con los fornidos aldeanos, misteriosos caballeros errantes y trovadores dichareros que asisten a ellas te está estropeando el criterio”. Me prometí por enésima vez volver al buen camino si salía de ésta mientras trataba de esquivar a los esbirros corriendo en zig-zag y metiéndome por los estrechos callejones de la aldea a la que habían ido a a parar mis hambrientos huesos. Esperaba hallar algún carro de heno de conductor bonachón que despertara pocas sospechas en los guardianes de la puerta principal del pueblo (y así evitar que me pincharan demasiado el culo con sus lanzas), un disfraz de Hermanita de la Caridad o alguna cosa de ésas que siempre salen en las películas cuando el héroe o la heroína están en apuros. Pero sólo encontré una casucha adornada con diferentes aditamentos de tipo esotérico y sobre cuya puerta se podía ver un letrero que rezaba ‘Tienda de la Bruja Lola’. “Bueno, menos da una piedra”, me resigné, entrando en el lóbrego establecimiento mientras pensaba que tal vez la susodicha hechicera podría proporcionarme un filtro que me convirtiera en princesa por un día y ganadora de la final de Operación Fracaso, o bien encendiera alguna vela negra a mis enemigos que los transportara de golpe a una dimensión desconocida con mucho llanto y crujir de dientes.

La dueña del establecimiento me recibió con una aterradora sonrisa en la boca: cumplía todos los tópicos preceptos de apariencia que podían acreditarla como bruja de la peor calaña, con harapos negros malolientes coronados con un sombrero picudo, pelos de rata psicótica y verrugas y jorobas en los lugares más insospechados de su figura.
-¡Mmmmm, una clienta! ¿Qué se os ofrece, guapa? ¿Algún filtro de amor que os permita atrapar al noble más boyante de la comarca? ¿O tal vez un sortilegio de belleza inmediata?
Quise creer que su última pregunta respondía más a una estrategia de márketing que a una indirecta poco amable con mi persona, y me concentré en lo importante.
-Os contaré el problema y dejaré su solución a vuestro profesional criterio, buena mujer. Ahí afuera hay más o menos 500 hombres persiguiéndome con intenciones lesivas para mi físico y mi virtud, ésa que todas las mujeres debemos guardar como un tesoro. ¿Qué me aconsejáis, aparte de rezar a todos los santos del santoral para que intercedan con el diablo en que no me guarde el peor sitio del infierno?
Mi interlocutora pareció reflexionar y, por fin, se volvió y hurgó entre los polvorientos anaqueles a sus espaldas. Sacó una redoma llena de un líquido de color gris parduzco de aspecto nada apetitoso que parecía la última creación gastronómica de uno de los afamados cocineros del rey.
-Este preparado os dará la visión de los agujeros dimensionales que se hallan a vuestro alrededor. Están por todas partes, sólo que el común de los mortales son incapaces de verlos. Sólo tendréis que entrar en uno de ellos e imaginaros el sitio en el que deseáis estar. Son 10.000 maravedíes -cogí mi bolsa y la vacié convenientemente en las ávidas manos de la bruja, maldiciendo porque otra vez no iba a llegar a fin de mes-. Pero antes de que lo toméis debo advertíos que tiene efectos secundarios. Os convertiréis en una persona sensible al capricho de las leyes del tiempo y el espacio, y puede ser que en algún momento os encontréis en lugares donde no os apetece estar y en tiempos que ni siquiera deberían existir.

Pero ya la soldadesca llamaba a la puerta y no podía permitirme el lujo de dar la importancia debida a las palabras de la terrible hechicera. Así que me eché la pócima al coleto, de inmediato vi una especie de túnel nebuloso ante mí y me precipité adentro mientras imaginaba verme a las afueras de la aldea, donde había dejado mi cabalgadura. Dicho y hecho, en un santiamén me hallaba en el sitio indicado, con la bolsa y el estómago vacío y pocas posibilidades de que ambos se llenaran en breve, pero al menos aún en el mundo de los vivos, quién sabe por cuánto tiempo.

Pero a partir de entonces me suceden cosas extrañas. Cuando más tranquila estoy me veo arrastrada por el túnel a un mundo que no me gusta nada. En él me encuentro secuestrada en el cuerpo de una personaja cuyo nombre empieza por la misma letra que el mío, pero ahí se acaban todas las semejanzas, cuya vida es tan penosa y está más explotada laboralmente que los esclavos del lugar de donde vengo. En este país y en esta época, llena de sorprendentes aparatos en uno de los cuales estoy escribiendo este testimonio, la Iglesia Católica no sólo no ha perdido un ápice de su poder e influencia, como augurábamos optimistamente l@s compañer@s de batalla en nuestras charlas tabernarias al atardecer que sucedería en el futuro, sino que lo ha aumentado, y hay que consultarla en todo, desde legislar supuestamente en bien de l@s ciudadan@s hasta liberar a unos presos a los que llaman “políticos” y que parece que sólo están en algunos países, curiosamente los que tiene sistemas de gobierno menos absurdos. Dicen que hay crisis económica y que la gente no tiene trabajo, que se impone la austeridad presupuestaria, pero en lugar de recortar gastos en aviones privados y lujos asiáticos de los dirigentes de la política y la economía lo hacen en servicios a la población, que a su vez podrían ser una fuente de empleo, lo que generaría más consumo y redundaría en el beneficio de estos empresarios que parecen tan intocables y que se quejan sin parar, aunque la mayoría no cesa de declarar que han tenido beneficios a pesar de esta situación; al contrario, parece que esperan que sean los que menos tienen los que salven la situación, cosa que no tiene ningún sentido, y además de bajarles los salarios les suben los precios. Aunque teóricamente está permitido que las personas dejen de trabajar un tiempo (se denomina “huelga“) para luchar contra situaciones laborales abusivas, en la práctica se les recorta el sueldo, se les obliga a unos servicios mínimos que equivalen casi a no hacer huelga y encima se les acusa de tener intereses políticos detrás, con lo que esta opción de protesta se ve dificultada enormemente. Nadie parece estar preparado para el puesto que desempeña y se toman decisiones peregrinas, como prohibir las únicas opciones que mujeres oprimidas por religiones tan estúpidas como la católica salgan a la calle y se relacionen, y todo ello alegando el bien de la mujer. Y eso sin mencionar que parece que a mayor grado de delito y peligrosidad social también es mayor la impunidad judicial.

Y yo que pensaba que la época de la Peste Negra y de las guerras interminables eran malos tiempos… Estoy empezando a pensar que tal vez no hubiera sido tan terrible que me atraparan los soldados.

http://www.wikio.es

Read Full Post »

(Según el Dicionario de la Real Academia Española de la Lengua).

Fascismo: Movimiento político y social de carácter totalitario que se produjo en Italia, por iniciativa de Benito Mussolini, después de la Primera Guerra Mundial. Doctrina de este partido italiano y de las similares en otros países.

Marxismo: Doctrina derivada de las teorías de los filósofos alemanes Friedrich Engels y Karl Marx, consistente en interpretar el idealismo dialéctico de Hegel como materialismo dialéctico, y que aspira a conseguir una sociedad sin clases.

(No está en el DRAE, pero debería).

Cospedal: ser vagamente perteneciente a la especie humana, que ostenta el puesto de secretaria general del Partido Popular español (una formación política cuyas tesis no están muy lejanas del primero de los conceptos definidos en este post y conocida entre otras cosas porque sus altos cargos son los abanderados de la corrupción en un país de corruptos, así como por mostrar una sospechosa oposición a cualquier mínimo intento de autogobierno de alguna de las autonomías del país y a cualquier mínimo intento de hallar la verdad de lo que sucedió en él durante el franquismo), que ha demostrado notoriamente o bien su incultura, o bien su afán de manipulación de l@s ignorantes españolit@s, o bien ambas cosas, tratando de equiparar dos conceptos opuestos con el objetivo de denigrar el único acto mínimamente valiente de un presidente autonómico conocido por duplicar en su ámbito de actuación el tijeretazo de Zapatero.

Vamos, que de marxista, nada: ojalá.

http://www.wikio.es

Read Full Post »

#afinidadviajera

La única web para viajeros adictos.

franciscojaviertostado.com

Historia, medicina y otras artes...

Fábulas estelares

De lecturas, lenguajes y naves espaciales

#NoDAPL Solidarity

Support the Indigenous led movement to stop the Dakota Access Pipeline

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Tras La Última Frontera

Un blog sobre literatura fantástica, ciencia ficción, mitología y juegos de rol.

Romana Insolentia

El blog donde conocer al pueblo godo y la Antigüedad Tardía desde sus orígenes hasta su final. Guerra, intriga y arqueología en Hispania tras la caída de Roma de manos de un historiador y arqueólogo amante de la Antigüedad Tardía y de los visigodos en particular.

Juegos y Dados

Juegos de tablero, cartas, rol y miniaturas

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

arieelvikingo

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

Adherentes Bcn

Quisieron enterrarnos, pero no sabían que somos semilla

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

Soy Pública

Defendiendo la Educación Pública

The Moving Times

Diario de los movimientos sociales y las reivindicaciones políticas

Asociación hipotecados activos

Todo lo que debes saber de tu hipoteca, los bancos, el dinero y no te explican

ARQUITECTURA-G

ARQUITECTURA-G Estudio Arquitectura Barcelona

La ratera

El Bloc d'en Toni Barbarà

Plataforma Catalana Marxa a Brussel·les 2015

No a l'Europa del capital, per una Unió dels pobles democràtica, social, ambiental , solidària, igualitària: EUROMARXES 2015

Atila Weblog

Just another WordPress.com weblog

Salud y Bienestar

En éste blog encontrareis información referida a salud y bienestar en general.

Ciencia Histórica

Un blog de Jesús G. Barcala

Información por la Verdad

Buscadores de la Verdad en Vallecas informando desde el cariño.

PTYAL

Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

Ferro Veritas

Esgrima Antigua y Recreación

ALC Stronghold

¡Hazlo épico!

Por Otro Mundo

Somos Más

Ciencia Histórica

Un blog de Jesús G. Barcala

Los Templarios y su época (1095-1314)

“Non nobis Domine non nobis sed Nomini Tuo da gloriam”

#elmonlocaldiuprou

Web per denunciar la reforma local de l'Estat

el Club dels Llops

quatre nens es perden pel bosc, on viuran l'aventura de la seva vida!

Un escriptor als núvols

La botiga de les fantasies versemblants

verba volant, scripta manent

De la edición en papel a la edición integral

Espiral associacio de creadors/es

Associació de creadors i creadores

Donbass Resisteix

Bloc de l'Assemblea de Suport a les Repúbliques Populars de Donetsk i Lugansk

Tinta Roja

Fira de l'edició independent i del llibre polític

A la puerta del sueño

O cómo ser periodista en el siglo XXI y no morir en el intento

A %d blogueros les gusta esto: