Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Combates’ Category

Algún día habrá un lugar para nosotros. Llegará un día en que todo cambiará. Un día en que la tristeza dará paso a la alegría, la soledad a la amistad, la pobreza a la riqueza. Mágicamente, los condicionantes políticos y económicos, más políticos que económicos, que originan el desempleo, los recortes, la miseria desaparecerán, De un plumazo. Y seremos libres. Y seremos libres porque antes éramos muy esclavos. Se acabó el no poder hablar catalán por la calle, que el castellano sea obligatorio en la escuela, se acabó el ir a la cárcel por bailar una sardana…

Todo cambiará. Nuestros hijos encontrarán trabajo. Nuestros padres encontrarán trabajo. Vamos, yo creo que hasta nuestros abuelos encontrarán trabajo: de hecho, seguro que la yaya llegará a fin del mes de una vezpor todas. La democracia mejorará; no se sabe ni cómo ni por qué, pero la democracia mejorará: era España la que impedía que esto hubiera ya sucedido, naturalmente. Y sin embargo, de esa España que nos ha oprimido durante siglos, seremos los mejores amigos y aliados. Dejaremos de considerarles una raza inferior en los programas de nuestros medios de comunicación, como venimos haciendo desde hace veinte años. Porque somos así de guays. Pero no queremos ser siervos de España: preferimos la UE, EEUU o Israel. Dónde va a parar

Tenemos la oportunidad de crear un país nuevo. Y por eso, yo voy a votar que sí. Que sí-sí. Porque lo dicen Desmond Tutu, Adolfo Pérez Esquivel, Dario Fo, Ken Loach, Noam Chomsky, Andrea Camilleri e Ignacio Ramonet. Quiero que Catalunya asuma sus propias competencias y gestione sus propios recursos. Me parece fatal que nuestros políticos corruptos deban resignarse a robar menos que los españoles y a esconder sus millones sacados de las arcas públicas en Andorra porque no les llega para el billete a Suiza. Es terriblemente injusto.

Ah, no. Que dice Mas que a partir de mañana tampoco va a a haber corrupción. Vale.

Mañana llegará. Y con mañana, el triunfo. La era de Acuario. Venceremos. Ni siquiera habría hecho falta sacrificar (algo en que hasta los partidos supuestamente de izquierdas han estado de acuerdo) los recursos dedicados a Sanidad y Educación Pública (obviamente, no vamos a pedir a la escuela privada que se sacrifique, que sigan aleccionando a nuestros futuros gobernantes con el dinero de sus papás y con las subvenciones que salen del nuestro. Hasta ahí podíamos llegar. Los pobretones que tienen que ir a la destartalada escuela del barrio que se jodan) para una causa más elevada, como es la propaganda electoral de la doble respuesta afirmativa. ¿Por qué, si los partidarios del no no quieren votar y los del sí-no ni siquiera han asomado la cabeza? ¿Por qué, si no va a haber ningún control para que no tiremos los votos negativos directamente a la basura? Mañana venceremos, y si los fascistas de Madrid quieren impedirlo, moriremos con honor: esperemos que nos hagan perecer entre sufrimientos demasiado terribles, después de todo hemos gobernado conjuntamente en tantas legislaturas… Eso tiene que unir, digo yo.

Es curioso: a veces siento un poco de pena por los españoles. No hacía falta gastar tantos años en denigrarles, inventar robos en el ámbito nacional que en ningún caso se podían comparar con los que se estaban realizando aquí sobre las rentas de todos nosotros por los mismísimos padres de la patria, bajo la batuta de las figuras intocables de la aristocracia y la burguesía catalana que detentan todo el poder en la sombra. Cuando uno se quiere ir, se va, y no hace falta convencerlo de lo que ya está plenamente seguro. Si mi novio ya no me mola, o quiero liarme con otro que tenga más pasta, considero excesivamente inmoral que encima vaya proclamando que es un desgraciadito y arrastrando conmigo a todos sus amigos.

Es curioso: a veces también siento un poco de pena por los catalanes.

Pero nada de eso importa. Mañana, todo cambiará.

Read Full Post »

IU-Podemos

IU-Podemos

Que no se me malinterprete: no estoy expresando un deseo, sino un convencimiento al que he llegado no sin bastante pesar; no en vano he militado en esa organización desde prácticamente la adolescencia, y aunque hace un par o tres de años dejé de integrar su filas, continúo en contacto con compañeros que ahí siguen, y que destacan por ser grandes personas y estar firmemente comprometidas con la sociedad. Algunos podrán decir que estoy exagerando, y tal vez realmente la realidad no supere mis temores, o ni siquiera los alcance, pero lo que está claro es que IU ha perdido su tren. Quizá definitivamente.

La pregunta (las preguntas) son: ¿Lo hemos hecho mal… o los otros lo han hecho rematadamente bien? ¿Nos ha fallado la comunicación… o tal vez ha sido la financiación? Quisiera saber por qué no hemos sabido presentarnos como alternativa, por qué no hemos resultado creíbles cuando decíamos que podíamos cambiar las cosas, por qué se nos acusaba de ilusos con el mismo programa que ahora a todo el mundo le parece viable, por qué no hemos rentabilizado la enorme implicación de la gente de nuestra bases, por qué hemos huido tan velozmente de mesianismos o no hemos logrado crearlos, por qué cuando hemos intentado unir a las izquierdas nadie se ha enganchado al carro y cuando hemos exhibido divergencias se nos ha echado en cara nuestra disensión. Algunos piensan que fuimos demasiado contundentes, intransigentes, que nos aferramos con excesiva fuerza a consignas supuestamente pasadas de moda (ojo: estoy firmemente convencida que el hecho de que el comunismo como forma de gobierno haya fracasado en muchos estados no tiene por qué dejar sin validez esa ideología. El capitalismo ha sido el gran fiasco en el ámbito global, y ¿quién lo cuestiona?). Otros, al contrario, denuncian la pusilanimidad de esta formación, la traición a su ideario original, los pactos contra natura (los mismos que otros alabaron por mor de la normalidad democrática). Ni siquiera los escándalos de corrupción que han salpicado a contados miembros de la cúpula han sido decisivos en nuestra contra, ya que se han visto como un hecho aislado.

¿Entonces? ¿Se podrá decir que sencillamente no hemos tenido la suerte de aparecer en el momento adecuado?

La ascensión de Podemos, según el CIS ahora mismo primera fuerza en intención de voto en España, ha sido inusualmente meteórica. Tanto que, con todos mis respetos, resulta algo escamante. Aunque hayan sabido canalizar al indignación de una mayoría de la ciudadanía (y no solo de la de izquierdas, tengámoslo en cuenta), resulta asombroso que, en un país en el que sus gobernantes prefranquistas, franquistas y postfranquistas han triunfado en desmovilizarnos y aculturizarnos, en un país de elites cuasi feudales que se han caracterizado, desde el inicio de nuestra historia como nación, por someter al pueblo con poco pan, mucho circo y nada de educación, los de Pablo Iglesias hayan conseguido hacernos reaccionar. Se ha hablado de la Operación Coleta, o de cómo Podemos no sería sino un experimento para marginar a IU al servicio de oscuros poderes empresariales que no acabó de funcionar como se esperaba (¿o sí?); de las financiaciones por parte de gobiernos más que discutibles (entre los cuales no está Venezuela); de la (sospechosa) ubicuidad mediática de su líder desde 2012, cuando los que hemos trabajado en comunicación en movimientos de izquierdas sabemos lo difícil que es se nos considere en los medios del Régimen (o sea, todos), en algunas declaraciones con ecos de viejos discursos de Primo de Rivera… Pero lo que es incuestionable es que ellos ESTÁN AHÍ. Y nosotros ya no.

Mi intención no es buscar culpables ni motivos, ni del fracaso de unos ni del éxito de otros: IU no es ni mucho menos el partido en que yo querría militar, pero el fenómeno Podemos va más allá de los errores que hayamos podido cometer o que realmente hayamos cometido los primeros, e incluso más allá de la excelencia, real o figurada, de los segundos. Un vez que las cosas han llegado a este punto, cuando IU no solo ha perdido la posibilidad de poder a medio plazo implementar su programa político en este país, sino también su espacio tradicional, se impone una tarea ímproba pero necesaria, absolutamente necesaria: colaborar con el vencedor, colaborar en todo aquello en lo que coincidamos, colaborar con el apoyo, la crítica y, sobre todo, la vigilancia. A Podemos le validará o no su comportamiento futuro, y nosotros nos alegraríamos si logran erradicar este sistema enfermo y corrupto desde antes de nacer, devolver el poder al pueblo e instaurar un modelo de verdadera justicia social. Pero si se dejan seducir por el poder y sus mieles, o si nunca fue su intención la que vienen proclamando…

 … entonces deberían de tener cuidado con nosotros.

Read Full Post »

Un pueblo que elige a corruptos no es víctima, es cómplic

Un pueblo que elige a corruptos no es víctima, es cómplice

¿Vais a votar al discapacitado intelectual con pretensiones de machito? ¿Vais a revalidar con vuestros votos a los concejales toledanos psicópatas sin la más mínima empatía por sus víctimas? ¿Al maníaco religioso que condecora vírgenes y reacciona con represión a cualquier crítica vertida sobre él o los suyos? ¿Al estúpido ignorante que ha convertido la educación en un tragicómico remedo de sí misma? ¿Al cobarde esbirro de los poderosos cuya idea de la Justicia hubiera sido considerada arcaica en el Medievo? ¿Al títere mentiroso compulsivo incapaz de enfrentarla a la realidad, de interpretarla o de dar respuesta a los problemas que plantea? ¿A los mafiosos que nos extorsionan imponiéndonos “protección” y luego dirimen sus diferencias a tiros por un quítame allá este sobre, encima culpándonos? ¿Es que estáis ciegos? ¿Es que sois tan estúpidos, ignorantes, maniáticos, débiles y cobardes como ellos? ¿Es que también sois incapaces de sentir empatía hacia las personas que sufren la miseria que ellos han implantado (con la ayuda de sus antecesores) en este país? ¿Pensáis que la culpa sencillamente es de los inmigrantes (que, naturalmente, nunca fueron personas por el mero hecho de haber nacido fuera de este patético y risisble país y por eso tampoco merecen empatía)? Hacedlo. Vamos, hacedlo. Votadlos para que nadie los bote. Votadlos a ellos o a los que facilitaron su reformas genocidas. Votadlos, porque no veréis en vuestro colegio electoral una miríada de partidos pequeños o no tan pequeños que ofrecen alternativas sociales y humanitarias y, además y sobretodo, inteligentes. Votadlos, y me daréis las razones que necesito, a pesar de que os comprendo y me comprendo a mi misma, a pesar de tener claro de que vosotros, y yo, no somos más que el resultado de una ya vieja campaña de deseducadación, desmovilización y manipulación, para abjurar del hecho de pertenecer al mismo país de vosotros. No analicéis. No razonéis. No sintáis. Es difícil, duro, trabajoso. Da miedo y pereza. Solo votadlos. Votadlos y votadlos. Y me demostraréis que sois sus dignos hijos.

Mucho más  e infinitamente mejor

-Los cien mil Cañetes hijos del PP

Las europeas son la oportunidad

Twitter y su hija Escrache asesinaron a la ‘pepera’

Oncología del PP en Toledo: Abandono del pleno y de la infancia enferma de cáncer

Read Full Post »

IMG-20140323-WA0013
Sé que mi aportación a este tema no va a resultar significativa, y quizá sea completamente prescindible: como siempre, me falta tiempo, para escribir, para leer, para meditar, y acabo siempre llegando tarde a la noticia. No importa: hay suficientes artículos sobre los sucesos acaecidos en las Marchas de la Dignidad del 22 de marzo y sobre lo que sucedió después  -que he tratado de reflejar en mis últimos twits-, y quizá no sea necesario ir más allá. Pero la importancia del acontecimiento es tal que me siento en el deber de dar un pequeño apunte, aunque se pierda en el insondable mar del periodismo ciudadano y del mundo 2.0, tragado por olas mucho más altas que las mías.

Tras el 22M ha quedado lo suficiente claro para el o la que tenga oídos para oír y ojos para ver (algo no demasiado común, a despecho de las apariencias) que los movimientos sociales y políticos que persiguen la libertad, la igualdad y la fraternidad han triunfado; y lo han hecho porque han sabido erigirse por encima de sus diferencias, comprensibles e inevitables, y unirse en una reivindicación común (que ha tenido momentos verdaderamente emocionantes donde se ha palpado la solidaridad entre  personas cuyo ideario vital no pasa por la codicia sin freno y el empoderamiento egoísta y explotador). Hemos triunfado como solo la verdad puede triunfar: limitada y brevemente, entre barricadas que acabarán por dejar de protegernos.

Y de hecho, el primer intento por derribar estas barricadas ya se ha realizado. Vinieron nuestros amigos, nuestros viejos conocidos de tantas manifestaciones, con sus capuchas y sus atuendos anarquista comprados en El Corte Inglés, con esa expresión de odio en sus facciones que no he visto en ninguno de mis compañer@s (a pesar de su justa indignación por la sistemática destrucción por parte del poder de todo lo que es bueno, bello, verdadero y justo, que cada vez estalla con más intensidad). Vinieron a la hora de siempre, tan incómodos como esa menstruación que ya esperas el día de tu cita más importante, y desde luego mucho más repugnantes y letales. Algunos (no lo dudo) sencillamente cumplirían órdenes: lo harían sin placer, obligados por sus circunstancias personales, aunque quizá también sin valor para oponerse. Otros, reclutados especialmente por sus jefes entre un elenco de candidatos que dejaría a los peores especimenes de Mentes criminales convertidos en unos auténticos angelitos, disfrutarían al hacerlo, como auténticos energúmenos.

Pero, fuera como fuera, la verdad es que su representación de violencia extremista y su posterior represión de lo que ellos mismos habían provocado (no me peguéis, que soy compañero) proporcionó argumentos a todas los medios de desinformación del Sistema (o sea: a todos los medios de desinformación oficiales). Sus espadas crearon plumas, plumas fácilmente volteadas por el viento, pero que distraen, molestan, hacen dudar… Suficiente. Pero ya lo esperábamos. Lo sabíamos. Sabíamos que el camino no es largo, sino infinito. Que la lucha nómada, la lucha de guerrillas, es la única posible para nosotr@s, pues nuestra fuerza está en saber cambiar, evolucionar, adaptarnos a las numerosas trampas del poder, tan peligrosas porque están también en nuestros corazones y ellos lo saben. Que no habrá descanso si queremos triunfar porque, en cuanto nos detengamos, ellos nos atraparán, como ya hemos estado atrapados tantos años, como aún lo estamos, entre las redes del miedo y la represión, sí, pero también entre las más insidiosas de la molicie. Bien, ya descansaremos cuando estemos muertos. Nadie dijo que sería fácil. Pero os puedo asegurar que será muy divertido…

Información complementaria

– La indignidad en moto (detallada crónica de la represión policial del #22M)

– “Vamos a por ellos, coño”, gritó un mando a los antidisturbios

Policía mentirosa

Lo de siempre

Read Full Post »

Y de pronto me encuentro de que tengo un fin de semana libre. Que estoy descargada de todas las actividades que realizo los días de asueto (y que, en el 99% de los casos, no elijo yo). Podré descansar (descansar: ¿qué es eso? Siempre surge algo más urgente que me lo impide). Trabajar en la revista Farga, que dirijo y cuyo número actual se está retrasando demasiado debido a la enorme implicación de los colaboradores en todas las luchas actuales, y a las mías propias. Escribir novelas (tengo tres simultáneas casi paradas). Quedar con algún amigo para emborracharnos. Cine, conciertos, teatro… (en el ordenador, claro: en directo es económicamente inasequible). Dormir. Sola o, si se tercia, acompañada…

Pero no. Me voy a Madrid.

Voy a dormir dos noches seguidas en un autocar en posiciones imposibles. A comer lo que encuentre. A caminar y caminar. A exponerme a que los perros guardianes del sistema me den un buen meneo. A eventualmente  dar con mis huesos en alguna incómoda y helada mazmorra. Pero yo no sacrifico nada, en el fondo: voy a unirme a los compañeros y a las compañeras que sí lo han hecho, que han sacrificado descanso, economías, diversión, tiempo libre, para demostrar que existe dignidad y solidaridad en este país, que no han conseguido encerrarnos a todos en el redil y ponernos encima una piel de oveja de la que solo nos despojamos cuando tenemos que enfrentarnos a alguien aún más débil que nosotros: un inmigrante, por ejemplo, a quien no tenemos escrúpulos de culpar de nuestras desgracias y acusar de crímenes aún peores de los que perpetramos. Me debo a a esas personas, a las que marchan y quizá más aún a las que se han quedado en casa a causa de graves impedimentos, pero cuyo espíritu estará con nosotros. Me debo a ellos porque, fracasados o triunfadores, ya están venciendo, ya han vencido: cualquier pequeña ley cuya aplicación hayan podido impedir, cualquier encarcelado injustamente que hayan conseguido liberar, cualquier despido retrasado, cualquier desahaucio parado, son heridas mortales en la anatomía del sistema. Pero saber que no han conseguido manipularnos, engañarnos, aburrirnos, silenciarnos es la mayor victoria.

¡Madrid, allá voy!

Read Full Post »

Hemos vivido muchos años presos del miedo. No del miedo a sufrir ni a sentir dolor, que sería comprensible: hace mucho que exportamos la crueldad de nuestras guerras al tercer mundo. Nuestro miedo era mucho más pusilánime pues se centraba en la pérdida de la tranquilidad que da la ignorancia y de la comodidad que conceden los caprichos consumistas, y también mucho más indigno, pues se convirtió en cómplice de los manejos del sistema. Es cierto, he de reconocerlo, la tentación de cambiar el libro por el circo, el tópico por el análisis, puede ser fuerte cuando te sientes cansado, perdido o fracasado, pero eso no nos exculpa de haber caído en ella. Cerramos los ojos. Nos tragamos todas las cucharadas de mierda envenenada que nos sirvieron. Fuimos ignorantes, superficiales, categóricos, y ante la corrupción y la crisis repetimos como marionetas: “Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades” o “Es que hay demasiados inmigrantes”.

Y de pronto, todo pareció cambiar: tanto en el ámbito español como en el internacional, cayeron las bambalinas del teatro y las miserias de la tramoya salieron a la luz: Wikileaks, Greg Smith, Snowden, Urdangarín, Bárcenas, corrupción en la Generalitat de CiU, financiación ilegal del PP… Se escucha el clamor general en los centros de trabajo, en las escuelas, en los mercados, aparte de, naturalmente, en las redes sociales.  Surge el 15-M. La PAH. Diversas plataformas constituyentes. Y solo por poner un par de ejemplos. Los gobiernos y sus esbirros de los cuerpos y fuerzas de Inseguridad del Estado se ven obligados a apartar la careta democrática para ponernos a tono. Empezamos a comprender que la Transición no fue modélica ni la Monarquía nuestra salvadora.

Pero ¿hasta qué punto hemos abierto los ojos? Me inquieta pensar que podemos salir de una impostura generalizada para meternos en otra aún más global. Tantos años de mentiras, tantas náuseas frente a las desfachatados embustes de los telenoticias, me han llevado a la incredulidad más absoluta, y ahora que parece que incluso los integrantes del sistema se vuelven contra la teta que les dio de mamar, me resisto a ser tan ingenua para no cuestionarlo y a quedarme con la benéfica sensación de que en realidad existe bondad intrínseca en el ser humano, comienza la anunciada destrucción del sistema o eso es lo que tiene poner a inútiles en el poder. Pero lo que más me preocupa es que la respuesta a este despertar sea una indignación sin ideología subyacente, un simple desahogo egoísta no dirigido contra el sistema sino contra las carencias personales, y que no persiga más que cambiar los representantes del orden mundial por otros diferentes, aunque quizá no mejores. Eso si realmente existe. Si es suficientemente multitudinaria. Contundente. Efectiva.

Y me pregunto qué sucederá al día siguiente de nuestra hipotética revolución. Quién vendrá a sustituir a la caterva de inútiles, patéticos, cobardes e indignos dirigentes del PP, que al menos cuando se lanzan a la corrupción y al desmonte del Estado del Bienestar no hacen más que seguir las directrices de su programa, lleno de premisas clasistas e insolidarias. Tal vez sea el PSOE, verdadero nido de traidores a su propia ideología, en principio más social aunque ello no les haya impedido allanar el camino a los más severos atentados contra los ciudadanos. O tal vez IU, salpicada de alianzas contranatura y apoyos a leyes más que discutibles en los últimos años, y lastrada por su desunión interna. Probablemente no tenga importancia. Y no porque todos los políticos sean iguales, afirmación tan precipitada y peligrosa como cualquiera de las que nuestra estupidez y nuestra inanidad nos hace pronunciar: todos conocemos ejemplos que nos recuerdan que no es así. Es porque el sistema sí que es igual, muy igual, a sí mismo. Y porque nosotros somos previsibles. Y porque siempre existirán hombres de arena que ayuden a nuestros ojos a cerrarse.

Si no los abrimos de una forma completamente irreversible: tomando las riendas de nuestra vida y de nuestro país día a día.

Read Full Post »

Cuarenta años (más otros cuarenta del franquismo) ridiculizando cualquier interés por el arte, la cultura y la libertad de pensamiento; deseducándonos en las escuelas del sistema; engañándonos con consumismo, créditos y horas extra para que pensáramos que lo habíamos conseguido, que habíamos triunfado, a costa de dejar atrás familia, vecinos y cualquier atisbo de asociacionismo; intoxicándonos con la telebasura; vendiéndonoss sueños de ladrillo a cambio de hipotecas de opresiva pesadila. Mientras tanto, ellos, los mismo de siempre, los de la sangre color azul hematoma de consanguinidad podrida, los de la sangre color verde mosca de billetes corrumpidos, hacían y deshacían en el país al igual que llevaban siglos haciéndolo. Lo peor de cada casa nos está gobernando desde tiempos inmemoriales, y no parece que quieran marcharse. No debería extrañarnos la superabundancia de gente manipulada, perdida, semivegetal, que desprecia cualquier cosa o persona que les obligue a elegir, a tomar decisiones, a moverse; que busca al ser más indefenso (preferentemente si es extranjero y de otro color) para responsabilizarle de su propios problemas; que piensa que la mujer ha nacido para ser esclava, incñuso si es mujer; que vota al PP porque cree que así algún día será como ellos; que no sale a la calle a hacer una limpieza general de este alud de mierda que se se estaba gestando desde hace décadas porque tiene que trabajar para pagar la hipoteca. Gente como ellos. Como nosotros. Como tú. Como yo

Read Full Post »

Older Posts »

#afinidadviajera

La única web para viajeros adictos.

franciscojaviertostado.com

Historia, medicina y otras artes...

Fábulas estelares

De lecturas, lenguajes y naves espaciales

#NoDAPL Solidarity

Support the Indigenous led movement to stop the Dakota Access Pipeline

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Tras La Última Frontera

Un blog sobre literatura fantástica, ciencia ficción, mitología y juegos de rol.

Romana Insolentia

El blog donde conocer al pueblo godo y la Antigüedad Tardía desde sus orígenes hasta su final. Guerra, intriga y arqueología en Hispania tras la caída de Roma de manos de un historiador y arqueólogo amante de la Antigüedad Tardía y de los visigodos en particular.

Juegos y Dados

Juegos de tablero, cartas, rol y miniaturas

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

arieelvikingo

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

Adherentes Bcn

Quisieron enterrarnos, pero no sabían que somos semilla

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

Soy Pública

Defendiendo la Educación Pública

The Moving Times

Diario de los movimientos sociales y las reivindicaciones políticas

Asociación hipotecados activos

Todo lo que debes saber de tu hipoteca, los bancos, el dinero y no te explican

ARQUITECTURA-G

ARQUITECTURA-G Estudio Arquitectura Barcelona

La ratera

El Bloc d'en Toni Barbarà

Plataforma Catalana Marxa a Brussel·les 2015

No a l'Europa del capital, per una Unió dels pobles democràtica, social, ambiental , solidària, igualitària: EUROMARXES 2015

Atila Weblog

Just another WordPress.com weblog

Salud y Bienestar

En éste blog encontrareis información referida a salud y bienestar en general.

Ciencia Histórica

Un blog de Jesús G. Barcala

Información por la Verdad

Buscadores de la Verdad en Vallecas informando desde el cariño.

PTYAL

Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

Ferro Veritas

Esgrima Antigua y Recreación

ALC Stronghold

¡Hazlo épico!

Por Otro Mundo

Somos Más

Ciencia Histórica

Un blog de Jesús G. Barcala

Los Templarios y su época (1095-1314)

“Non nobis Domine non nobis sed Nomini Tuo da gloriam”

#elmonlocaldiuprou

Web per denunciar la reforma local de l'Estat

el Club dels Llops

quatre nens es perden pel bosc, on viuran l'aventura de la seva vida!

Un escriptor als núvols

La botiga de les fantasies versemblants

verba volant, scripta manent

De la edición en papel a la edición integral

Espiral associacio de creadors/es

Associació de creadors i creadores

Donbass Resisteix

Bloc de l'Assemblea de Suport a les Repúbliques Populars de Donetsk i Lugansk

Tinta Roja

Fira de l'edició independent i del llibre polític

A la puerta del sueño

O cómo ser periodista en el siglo XXI y no morir en el intento

A %d blogueros les gusta esto: