Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘franquismo’

El problema no es que el pueblo catalán deba o no deba tener el derecho a decidir. Es obvio que ese derecho les corresponde, tanto a este pueblo como al resto de los pueblos, a todos los seres humanos.
 
XSUC 15S
El problema no es que Catalunya continúe siendo o no parte de España. Sería una pena para aquellos de sus habitantes que se sienten tan catalanes como españoles (sin estar orgullosos de ninguna de las dos nacionalidades, me temo, o al menos ese es mi sentir) tener que renunciar a una de ellas, y sería duro para España ser recortada de esta manera. Pero si Catalunya decidiera SIN NINGÚN TIPO DE COACCIÓN que debe independizarse de España, no se le podría (o debería) impedir, por mucho que doliera y por mucho que no conviniera.
 
Los problemas son, tal como yo los veo dos: el primero es que dudo que en muchos casos este sentimiento independentista sea genuino (en otros estoy segura de que sí lo es): el franquismo, la gran estafa de la Constitución del 78, la traición socialista, y todo lo que ha venido después, ha influido mucho en crearlo y en atizarlo. Pero la propaganda de la Generalitat tampoco ha sido ajena y, además, su juego no ha sido limpio. Recuerdo en mi infancia ver programas en TV3 donde se ridiculizaba todo lo que era español y “charnego”, cómo los hijos de inmigrantes sentíamos que a la sociedad se le había inoculado el desprecio hacia nosotros, cómo se les había enseñado que éramos ciudadanos de segunda, cómo nosotros mismos llegamos a creérnoslo; muchos de esos inmigrantes o hijos de inmigrantes son ahora los más furibundos independentistas: así se legitiman. Todos necesitamos una identidad, y mejor si es de prestigio, y algunos, por sus especiales circunstancias personales o sociales la necesitan aún más.
 
El segundo es que tampoco el proceso ha sido orquestado por el pueblo; desde luego que el sentimiento estaba ahí, en parte por las razones que he explicado en el punto anterior, en parte por otras que no voy a detallar ahora (porque tendría que hablar de lo que opino, no de éste, sino de cualquier sentimiento nacionalista, y no creo que sea el momento), en parte porque realmente estaba en el corazón de una parte del pueblo. Pero quienes han encendido la antorcha y han enarbolado la bandera han sido los representantes de un partido que cuenta entre sus filas con seres que a la hora de enriquecerse no han dudado en traicionar a su pueblo (al mismo pueblo al cual definen esos colores que ahora monopolizan), que lo han sumido en la miseria, que permiten que la educación siga siendo una barrera entre ricos y pobres, que mantienen las listas de espera en la Sanidad y retiran las ayudas a los colectivos más desfavorecidos, y que se han aliado con la España más casposa cuando les ha convenido (sin olvidar su connivencia con otras naciones que literalmente están realizando una limpieza étnica dentro de sus fronteras, como poco). Y que están elaborando un proceso sin garantías, de forma unívoca, y sin posibilidad de réplica, creando una sociedad en la que existe (yo lo he experimentado, aún lo experimento) miedo a manifestar que te sientes mínimamente españolito o españolita además de amar a Catalunya porque eso equivale automáticamente a que se te etiquete como facha (incluso a mí, que soy más roja que los tomates maduros).
 
El problema no es que debamos o no tener derecho a decidir. El problema es que no lo tenemos. Estamos siendo peones en un tablero de ajedrez ajeno, y ni siquiera nos hemos dado cuenta.
 
Otra cosa hubiera sido si el proceso se hubiera liderado desde abajo, sin influencias externas, desprecios al contrincante ni delirios de grandeza propios, y que de paso se hubiera aprovechado para decidir otras cosas que creo que también son importantes, digo yo… Y no habría ido mal que, también, entre el sí y el no, se contemplara una opción de unión federalista de repúblicas autónomas hispánicas, por ejemplo.
Anuncios

Read Full Post »

IU-Podemos

IU-Podemos

Que no se me malinterprete: no estoy expresando un deseo, sino un convencimiento al que he llegado no sin bastante pesar; no en vano he militado en esa organización desde prácticamente la adolescencia, y aunque hace un par o tres de años dejé de integrar su filas, continúo en contacto con compañeros que ahí siguen, y que destacan por ser grandes personas y estar firmemente comprometidas con la sociedad. Algunos podrán decir que estoy exagerando, y tal vez realmente la realidad no supere mis temores, o ni siquiera los alcance, pero lo que está claro es que IU ha perdido su tren. Quizá definitivamente.

La pregunta (las preguntas) son: ¿Lo hemos hecho mal… o los otros lo han hecho rematadamente bien? ¿Nos ha fallado la comunicación… o tal vez ha sido la financiación? Quisiera saber por qué no hemos sabido presentarnos como alternativa, por qué no hemos resultado creíbles cuando decíamos que podíamos cambiar las cosas, por qué se nos acusaba de ilusos con el mismo programa que ahora a todo el mundo le parece viable, por qué no hemos rentabilizado la enorme implicación de la gente de nuestra bases, por qué hemos huido tan velozmente de mesianismos o no hemos logrado crearlos, por qué cuando hemos intentado unir a las izquierdas nadie se ha enganchado al carro y cuando hemos exhibido divergencias se nos ha echado en cara nuestra disensión. Algunos piensan que fuimos demasiado contundentes, intransigentes, que nos aferramos con excesiva fuerza a consignas supuestamente pasadas de moda (ojo: estoy firmemente convencida que el hecho de que el comunismo como forma de gobierno haya fracasado en muchos estados no tiene por qué dejar sin validez esa ideología. El capitalismo ha sido el gran fiasco en el ámbito global, y ¿quién lo cuestiona?). Otros, al contrario, denuncian la pusilanimidad de esta formación, la traición a su ideario original, los pactos contra natura (los mismos que otros alabaron por mor de la normalidad democrática). Ni siquiera los escándalos de corrupción que han salpicado a contados miembros de la cúpula han sido decisivos en nuestra contra, ya que se han visto como un hecho aislado.

¿Entonces? ¿Se podrá decir que sencillamente no hemos tenido la suerte de aparecer en el momento adecuado?

La ascensión de Podemos, según el CIS ahora mismo primera fuerza en intención de voto en España, ha sido inusualmente meteórica. Tanto que, con todos mis respetos, resulta algo escamante. Aunque hayan sabido canalizar al indignación de una mayoría de la ciudadanía (y no solo de la de izquierdas, tengámoslo en cuenta), resulta asombroso que, en un país en el que sus gobernantes prefranquistas, franquistas y postfranquistas han triunfado en desmovilizarnos y aculturizarnos, en un país de elites cuasi feudales que se han caracterizado, desde el inicio de nuestra historia como nación, por someter al pueblo con poco pan, mucho circo y nada de educación, los de Pablo Iglesias hayan conseguido hacernos reaccionar. Se ha hablado de la Operación Coleta, o de cómo Podemos no sería sino un experimento para marginar a IU al servicio de oscuros poderes empresariales que no acabó de funcionar como se esperaba (¿o sí?); de las financiaciones por parte de gobiernos más que discutibles (entre los cuales no está Venezuela); de la (sospechosa) ubicuidad mediática de su líder desde 2012, cuando los que hemos trabajado en comunicación en movimientos de izquierdas sabemos lo difícil que es se nos considere en los medios del Régimen (o sea, todos), en algunas declaraciones con ecos de viejos discursos de Primo de Rivera… Pero lo que es incuestionable es que ellos ESTÁN AHÍ. Y nosotros ya no.

Mi intención no es buscar culpables ni motivos, ni del fracaso de unos ni del éxito de otros: IU no es ni mucho menos el partido en que yo querría militar, pero el fenómeno Podemos va más allá de los errores que hayamos podido cometer o que realmente hayamos cometido los primeros, e incluso más allá de la excelencia, real o figurada, de los segundos. Un vez que las cosas han llegado a este punto, cuando IU no solo ha perdido la posibilidad de poder a medio plazo implementar su programa político en este país, sino también su espacio tradicional, se impone una tarea ímproba pero necesaria, absolutamente necesaria: colaborar con el vencedor, colaborar en todo aquello en lo que coincidamos, colaborar con el apoyo, la crítica y, sobre todo, la vigilancia. A Podemos le validará o no su comportamiento futuro, y nosotros nos alegraríamos si logran erradicar este sistema enfermo y corrupto desde antes de nacer, devolver el poder al pueblo e instaurar un modelo de verdadera justicia social. Pero si se dejan seducir por el poder y sus mieles, o si nunca fue su intención la que vienen proclamando…

 … entonces deberían de tener cuidado con nosotros.

Read Full Post »

Hace tiempo que todo en este país me huele a chamusquina. Las buenas noticias y las malas. La felicitaciones y las alabanzas a los garantes del sistema, y también sus caídas en falta y pilladas in fraganti. Hace tiempo que no me creo, nada, absolutamente nada, porque estoy completamente segura como de pocas cosas en mi vida que el más ínfimo afán de justicia, la más escasa exigencia de verdad, han quedado definitivamente erradicadas de todo lo que está mínimamente relacionado con la gobernanza política y económica de este país y, quizá, también del resto. Al igual, quizá, que la inteligencia. Que, por cierto, no ha sido nunca privilegio de este país de inútiles chapuceros pagados de sí mismos.

Y sin embargo, el descomunal descuido, la colosal estupidez que se han advertido en los últimos casos de corrupción que afectan a las más altas esferas de España, incluso con el escaso crédito que me suscita el nivel intelectual de mi propio país, un lugar donde cualquier atisbo de raciocinio y de cultura han sido considerados históricamente cosa demoníaca, desviada, peligrosa, débil y afeminada, me son inconcebibles. Que el Duque Em-Palma-do (autodenominación que me convence, por si antes me quedaba alguna duda, de su impotencia) no goce precisamente de los favores de Atenea es algo evidente para cualquiera que haya tenido el dudoso placer de contemplar durante años hasta en la sopa su débil mandíbula de lelo; pero alguien como él debía de estar rodeado de asesores de todo tipo entre los cuales, al menos, brillaría en algún momento una chispa de inteligencia que le impediría dejar tan palmarias pruebas de su sustanciosos aunque patéticos delitos. Y esos libros contables de Bárcenas donde se detallan con tanta pulcritud años y años de corrupción pepera con pelos, señales nombres y fechas me producen una inquietud parecida.

Los criminales suelen perder la cautela cuando se sienten a salvo. Y desde luego la vieja guardia de este país y sus herederos, tras la lenta pero imparable destrucción que han efectuado de los valores y de la conciencia de clase de la sociedad española desde la falsa transición, y que está ya prácticamente consumada, tiene motivos para creer que está a salvo y hacer ostentación de los beneficios que han obtenido vendiendo España (su esperanza, su juventud, su paz y su salud) al mejor postor. Pero ¿era necesario también ponerlo por escrito? ¿Anotan los asesinos de Agatha Christie sus confesiones de su puño y letra para facilitar las cosas a Poirot? ¿Ha oído Urdangarín el corazón delator latiendo bajo los tablones del suelo? ¿O tal vez chilló espeluznantemente el gato tuerto de Bárcenas que había sido emparedado junto al cadáver?

Resumiendo: ¿por qué era tan ficticia la seguridad de la que, valga la redundancia, tan seguros estaban?

Aunque puedo errar, no puedo engañarme. Aunque pequemos de desconfiados, mejor no nos engañemos: si estalló en su momento el caso Urdangarín y ahora lo está haciendo el caso Bárcenas no ha sido por el anhelo de justicia de un juez que a pesar de su buen hacer no deja de formar parte del controvertido sistema judicial español; ni por las ansias de veracidad informativa de dos diarios, aunque contando con grandes profesionales, que siempre han tenido la manipulación como pilar de su agenda.  Creo que hay Algo más.

Y si realmente existe Algo más poderoso que quienes han detentado el poder en España desde tiempos ya inmemoriales, haciendo y deshaciendo a su voluntad sin el menor atisbo de escrúpulo… que Dios nos pille confesados, porque ni el rincón más oscuro y horripilante de Mordor podría acumular tanto mal en su seno como Ello.

Read Full Post »

Hoy (ya ayer) hace 75 años que bombardearon la plaza de Sant Felip Neri. Murieron, entre otras personas, muchos niños. Más tarde, siguiendo con este escaso respeto por la infancia y la maternidad, los herederos de los que perpetraron ese crimen pasaron 30 (o quizá 40, o 50 o…) años robando bebés a sus madres, por rojas o inmorales, y continuaron después  bombardeándonos (menores incluidos) con desahucios, enfermedades, explotación, humillación y hambre mientras malgastaban en lujos asiáticos nuestros necesarios y escasos ingresos. Aunque por fin deben de haberse arrepentido, porque cada vez más defienden a los niños hasta tal punto que quieren obligarnos a tenerlos cuando, cómo y en la cantidad que ellos deseen, con quienes a ellos se les antoje y dentro del modelo de familia que a ellos les salga de la polla. Todo bioética y científicamente, por supuesto. Porque si no seremos rojas, inmorales, y además, y ellos bien pueden emplear ese término porque conocen su significado a la perfección, asesinas.

75 años y no ha cambiado nada. Nada. Siempre han sido los mismos, casi desde el principio de esta broma ridícula y cruel llamada España, en ocasiones más cautos, inventándose transiciones modélicas como solución de continuidad de su poder casi eterno, en ocasiones, como ahora, más envalentonados por las circunstancias. Pero es igual, esta repugnante piel de toro llena de ineptitud cobardía, represión, envidia, egoísmo, corrupción, hipocresía y sadismo no cambiará si nosotros no la cambiamos, si no invertimos el estado de las cosas, si no envíamos a tanto católico de alma negra a ese infierno del que todos provienen y de donde no deberían haber salido nunca. Después de todo, Sor María ya ha marchado hacia allá, por su propio pie caduco y chocho o cordialmente empujada, sacrificándose, como toda una santa heroína de la patria, por un sistema podrido que llena de cáncer purulento las instancias más altas de esta sociedad pervertida, empeñándose en subsistir a pesar de la repugnancia que causa.

Mientras nosotros, los únicos cirujanos que podríamos atajar el mal, todavía temblamos al coger el bisturí. Tal vez sea porque nos han obligado a hacer  turnos demasiado largos, de acuerdo, pero ¿acaso vamos a ser menos bioéticos que ellos?

Read Full Post »

No es la primera vez que se afirma lo que voy a expresar aquí hoy; solo me hago eco del sentir de la calle, de las personas honestas e inteligentes  a quienes les preocupa más el bienestar de toda la ciudadanía que sus míseras ambiciones personales de seres cobardes y débiles cifradas en un coche un poco más grande, un televisor un poco más potente y un puesto un poco más alto en la empresa (donde puedas demostrar a gritos a unos pocos más de tus compañeros que tú eres el jefe). Gente que no tiene pereza mental ni miedo a reflexionar, aunque eso le haga enfrentarse con sus fantasmas, y que descarta las explicaciones rápidas, irreflexivas e inhumanas, además de falsas, de la lamentable situación actual, como la estupidez de que son los inmigrantes los culpables de la crisis, por ejemplo. Esas personas son las que claman bien alto que cuando un gobierno, aunque elegido democráticamente (si es que se puede llamar elección democrática la regida por un ley electoral fabricada a la mayor gloria del inmovilismo y comprada mediante pancartas, anuncios y noticias manipuladas), traiciona a sus electores haciendo matemáticamente lo contrario a lo que había prometido en su programa, cuando además derrocha en lujos asiáticos de sus integrantes y amistades, en cargos de confianza y en inversiones sin sentido (que no favorecerán a la población sino a la elite económica que los subvenciona y mantiene) mientras ataca sistemáticamente los derechos y las vidas de los más desfavorecidos, y por si fuera poco reprime con dureza criminal y descalifica el legítimo afán de protesta mientras desvía la atención creando problemas de la nada, como los nacionalismos periféricos, este gobierno ha perdido la poco legitimidad que pudiera haber tenido. Y hay que derrocarlo. YA. Sin esperar un minuto más. Sin ponernos una excusa más.

Read Full Post »

Creímos que otro mundo era posible. Remarcamos que además necesario. Peleamos contra una globalización que no era más que otra vuelta de tuerca al capitalismo más salvaje, nos empeñamos en no olvidar a las víctimas más flagrantes del sistema, esos países que sostenían nuestro modo de vida occidental con su producción agrícola, con su trabajo sin horarios, con sus vidas, con sus muertes. Nos apoyamos en los logros del pasado, en la sangre derramada que había fructificado en nuestros derechos.

Pero también fuimos cómplices. Nos creímos la mentira del euro y jugamos a hacer burbujas inmobiliarias de jabón, tan tóxicas que destrozaban el paisaje, la convivencia y la poca legalidad que aún existía allí donde se posaban, extendiendo un cáncer de corrupción. Nos creímos burgueses, nos reímos de las luchas antiguas pensando que ya había arribado la utopía, acallamos a carcajadas las voces lúcidas y discordantes, o por lo menos escondimos los oídos en la tierra. Y vivimos así, encerrados entre las horas extras, la hipoteca y Gran Hermano, cada vez más solitarios, egocéntricos y amargados, sin compañeros ni objetivos comunes, creyéndonos felices y propagando la infelicidad en nuestro entorno porque éramos demasiado pusilánimes para aceptar que todo era una farsa. Pusilánimes, sin embargo, con techo, cuidados médicos y alguna posibilidad educativa que, cuando sonaron las alarmas, en lugar de levantarnos, nos arrimamos a la opción más caduca, estrecha de miras, estúpida, egoísta, corrupta y mentirosa (aunque los otros no les van mucho a la zaga) olvidando sus crímenes pasados y el hecho de que fueron quienes sentaron las bases de la debacle actual.

Ahora, en un paisaje agostado, devorado por el fuego y la ambición, sembrado de ceniza, cemento y basura, transitan almas en pena. Han perdido el techo, la asistencia médica es cada vez más o un lujo o una limosna que hay que pedir bien arrodillado, y la educación, cuando alcanza unos mínimos, es pura doctrina. Han perdido incluso el poco derecho que tenían a gobernar sus cuerpos, les han arrebatado la memoria, les han deshauciado hasta de los sueños. Y, aunque muchas de ellas hayan despertado, viendo que la ceguera persiste a su alrededor, se rinden sin presentar resistencia.

Pero no somos víctimas; al menos, en nuestra gran mayoría. La mayor parte de nosotros hemos contribuido a esta cada vez más vergonzosa España con nuestra cobardía, nuestra incultura reivindicada, nuestra pereza y, en los casos peores, nuestro aprovechamiento de las circunstancias. No me dirijo a estos últimos: en una España posible y necesaria, tricolor, justa e igualitaria, ellos mismos verían que no tienen lugar y no tardarían en marcharse. Hablo para todos los demás, los que ya dan la batalla, los que quieren darla, los que no saben cómo hacerlo, los que aún no se atreven y los que aún no creen en ella. Y declaro que sí, existe esperanza.

Read Full Post »

Érase que se era en una galaxia muy lejana una joven que respondía al castizo nombre de España. La muchacha en cuestión, de familia de rancia raigambre franquista disfrazada de la más democrática de las ideologías, era guapa y voluptuosa, aficionada a los toros y a tocar la pandereta, pertinaz espectadora de culebrones y reality shows de la peor calaña, asidua de los botellones y de aquellas que perdían el culo para conseguir una entrada de Justin Bieber o de otros engendros menos que pseudomusicales de la misma ralea cuando a estos les daba por aparecerse por el país, sin dudar en vender su virginidad por esta buena causa vulnerando incluso sus fanáticas convicciones católicas. Nuestra protagonista a duras penas había conseguido el título de la ESO, a pesar o tal vez gracias a los colegios privados en los que su familia le había matriculado, y se jactaba de su ignorancia como otros se enorgullecen de su cultura, por lo que constituía una rara avis entre sus compañeras Francia, Inglaterra, Grecia, India o Argentina, entre las cuales desempeñaba el papel de la bufón oficial de la clase. Pero hay que decir en el descargo de nuestra amiga que sabía ser solidaria cuando tocaba y que era sensible a las injusticias, al menos cuando estas eran muy flagrantes y no le interrumpían ningún programa de Telecinco. Y cuidaba muy bien de sus hermanitas pequeñas, sobre todo de Catalunya, a la que nunca dejaba que tomara una iniciativa propia (por miedo, evidentemente, a que se lesionara), eso sí, cuando no se ocupaba de chincharlas y esquilmarles la paga semanal. Había tenido una infancia envidiable. Creciendo entre algodones, en la convicción de que el paraíso se hallaba en la Tierra, más concretamente en su casa, sus padres le habían concedido todos sus caprichos o bien la habían hecho desear todo lo que ellos querían concederles; estaba segura de ser una privilegiada, con su casita de muñecas sobrevalorada, su coche de juguetes y sus vacaciones en Marina d’Or Ciudad de Ídem.

Pero un día todo acabó. De pronto, su familia empezó a recordarle todo lo que habían hecho por ella. Alegando una situación económica desastrosa, que no parecía reflejarse más que en sus testimonios, empezó a recortarle sus hasta entonces inamovibles privilegios, lenta pero progresiva e inexorablemente. Las horas de trabajo en la empresa familiar empezaron a hacerse cada vez más copiosas y menos remuneradas, y cuando quería denunciar su situación se la acusaba de haber exigido caprichos por encima de las posibilidades de su familia, sumiéndola en un estado de culpabilidad que, paradójicamente, incrementaba el síndrome de Estocolmo hacia sus secuestradores. Poco a poco, le quitaron sus vacaciones, su coche de juguetes, su casita de muñecas, su dignidad. Le arrebataron los pocos libros con que se entretenía a veces, le prohibieron asistir a clase a no ser que trabajara muchas más horas en contrapartida, y dejaron de alimentarla y de llevarla al médico mientras ellos se hartaban de mariscadas en yates de lujo. Eso sí: en ningún momento le suprimieron el televisor.

Y sin embargo, no tardó en llegar la esperanza: su poderosa vecina Europa, al parecer indignada por cómo se estaba llevando la educación de la joven y de sus igualmente explotadas hermanitas, hizo a sus progenitores una oferta que no podrían rechazar. Ella se haría cargo de las niñas, y en compensación aportaría una sustanciosa cantidad de efectivo que permitiría sanear las deudas familiares. Sin dudarlo un momento y haciendo el negocio del siglo, esto es, vender lo que es tuyo en el más puro estilo de la privatización ibérica sin importar las consecuencias, la familia aceptó, y para celebrarlo se fueron al fútbol. Pero no acabaron allí las desdichas de nuestras heroínas: cuando, vendidas como si de una mercancía se tratase y convenientemente grabado en el hombro a fuego el emblema de su nueva dueña, entraron en su nueva vivienda, comprobaron que se trataba de un prostíbulo frecuentado por los clientes más babosos donde a partir de entonces tendrían que prestar sus servicios hasta que se jubilaran a los setenta años, y con las prestaciones en sanidad, educación y vivienda aún, si cabe, más restringidas. Y todavía podían estar contentas: las prostitutas inmigradas lo tenían mucho peor.

Del final de esta historia existen dos versiones contradictorias: una relata que las jóvenes comenzaron a leer textos de economía alternativa y política social y un día cogieron los kalashnikov e hicieron una limpieza general, eso sí, muy pacífica, y a partir de entonces todas las familias de la tierra se rigieron por los criterios de libertad, igualdad y fraternidad, repartiendo la riqueza, respetando las aspiraciones y las creencias, cuidando del entorno y desterrando a Justin Bieber a una de las lunas de Júpiter. La otra cuenta que nuestras protagonistas se resignaron cobardemente a su cruel destino y que la única Re-Vuelta que protagonizaron fue la de Gran Hermano 12+1.

Podéis elegir qué conclusión preferís. Y realmente espero por el bien de tod@s que lo hagáis bien.

Read Full Post »

Older Posts »

Los Libros de "Andrea Golden"

Aventuras y desventuras de una escritora "Independiente"

JK Pereira

Escritor

#afinidadviajera

La única web para viajeros adictos.

franciscojaviertostado.com

Historia, medicina y otras artes...

Fábulas estelares

De lecturas, lenguajes y naves espaciales

#NoDAPL Solidarity

Support the Indigenous led movement to stop the Dakota Access Pipeline

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Tras La Última Frontera

Un blog sobre literatura fantástica, ciencia ficción, mitología y juegos de rol.

Romana Insolentia

El blog donde conocer al pueblo godo y la Antigüedad Tardía desde sus orígenes hasta su final. Guerra, intriga y arqueología en Hispania tras la caída de Roma de manos de un historiador y arqueólogo amante de la Antigüedad Tardía y de los visigodos en particular.

Juegos y Dados

Juegos de tablero, cartas, rol y miniaturas

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

arieelvikingo

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

Adherentes Bcn

Quisieron enterrarnos, pero no sabían que somos semilla

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

Soy Pública

Defendiendo la Educación Pública

The Moving Times

Diario de los movimientos sociales y las reivindicaciones políticas

Asociación hipotecados activos

Todo lo que debes saber de tu hipoteca, los bancos, el dinero y no te explican

ARQUITECTURA-G

ARQUITECTURA-G Estudio Arquitectura Barcelona

La ratera

El Bloc d'en Toni Barbarà

Plataforma Catalana Marxa a Brussel·les 2015

No a l'Europa del capital, per una Unió dels pobles democràtica, social, ambiental , solidària, igualitària: EUROMARXES 2015

Atila Weblog

Just another WordPress.com weblog

Salud y Bienestar

En éste blog encontrareis información referida a salud y bienestar en general.

Ciencia Histórica

Un blog de Jesús G. Barcala

Información por la Verdad

Buscadores de la Verdad en Vallecas informando desde el cariño.

PTYAL

Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

Ferro Veritas

Esgrima Antigua y Recreación

ALC Stronghold

¡Hazlo épico!

Por Otro Mundo

Somos Más

Ciencia Histórica

Un blog de Jesús G. Barcala

Los Templarios y su época (1095-1314)

“Non nobis Domine non nobis sed Nomini Tuo da gloriam”

#elmonlocaldiuprou

Web per denunciar la reforma local de l'Estat

el Club dels Llops

quatre nens es perden pel bosc, on viuran l'aventura de la seva vida!

Un escriptor als núvols

La botiga de les fantasies versemblants

verba volant, scripta manent

De la edición en papel a la edición integral

Espiral associacio de creadors/es

Associació de creadors i creadores

Donbass Resisteix

Bloc de l'Assemblea de Suport a les Repúbliques Populars de Donetsk i Lugansk

Tinta Roja

Fira de l'edició independent i del llibre polític

A %d blogueros les gusta esto: