Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘neoliberalismo’

Quería compartir con vosotros lo último que escribí en redes sociales sobre el momento histórico que se está viviendo en Cataluña, mi tierra. Espero que os resulte agradable de leer y, enventualmente, útil: esa es la idea.

Por cierto… tengo ganas de dejarme de momentos históricos y volver a escribir ficción, que es más real que la realidad misma, y no sólo porque es mucho más coherente. Espero poder hacerlo en breve, pues lo único que me falta es tiempo. Y tranquilidad.

30 de septiembre

Tienen el mismo aspecto, sí. Pero ya son los mismos. Mis amigos, mi familia, mis compañeros… Ya no les reconozco. Hoy se llevan a los niños a pasar la noche en los colegios, esos niños a los que antes cuidaban como si nunca los pensaran emplear como escudos humanos, y sé que pronto me señalarán con el dedo mientras emiten un grito infrahumano al mirarme. Ya están aquiiiiiiiiiiiií!

1 de octubre

Estoy pensando en si ir a votar al final hoy. No creo en este referéndum, ni en la manera como ha sido ideado, ni en cómo se ha desarrollado ni en lo que significa en realidad. Pero tampoco estoy de acuerdo en que se deba organizar tal rebombori por el hecho de depositar una papeleta en una urna y sé que, piense yo lo que piense, sus resultados se van a utilizar. Así que tal vez no sería mala idea hacer constar mi mínima aportación divergente a lo que parece ser un pensamiento único e incuestionable. Mi NO no sería un sí a España tal como está constituida, sino sólo a la Cataluña que nos quieren vender y que no siento que sea la mía. Mi NO es un SÍ a una Catalunya y a una España nuevas, libres realmente, libres de desigualdad, de imposiciones y de manipulación, libres de corruptos, libres de ese franquismo que nunca se fue y está presente en múltiples y desconocidas formas, a un lado y otro del Ebro. Y una puerta abierta a la posibilidad de elegir muchas cosas, de muy diversa índole. Es una utopía, lo sé. Empiezo a caminar.

Entre zombies y locos violentos de la Estación Término, esto no tiene futuro. Siento que todo se acaba aquí.

Gent de Catalunya, no es España. Es el PP (y todo lo que le rodea). Por favor, no perdáis de vista al enemigo.

Rebelión contra este Gobierno que nos está llevando a la ruina. Mañana toda España debería estar a las puertas del Parlamento, pidiendo pacíficamente que se vayan ya. Españoles, catalanes, vuestros enemigos están arriba, no al lado. Por muy cerriles que os pongáis unos y otros.

Me voy a votar. Que les den a todos.

Qué gran tristeza. La estupidez y el fascismo del PP y sus cómplices (aunque a veces pienso que son menos tontos de lo que aparentan, pero que su nivel de perversidad es tal que lo confundimos con idiotez) se ha enfrentado de la peor manera a lo que sin probablemente no hab´ria pasado de ser un pulso de la Generalitat (que se les ha ido de las manos). Tenían que haber negociado, dejar claro a la opinión pública que los contendientes se cerraban en banda si eso hubiera pasado, y después tomar medidas para implementar todas las garantías en el referéndum y hacer campaña por el NO (esa campaña inexistente). La izquierda española y catalna tampoco ha estado a la altura, pues podía haber presionado hasta la extenuación para cambiar las reglas de este referéndum. Y ahora, todos estos heridos claman justicia (como la clamaron las víctimas de los Mossos en los tiempos de 15M), nos han dividido por causas que no deberían de dividirnos, y han abiertoal una herida difícil de sanar. Què gran tristeza y qué gran odio hacia los que están arriba, a un lado y otro, nuestros únicos enemigos. Empecemos desde cero, camaradas, compañeros, hermanas. Derroquemos a este gobierno, creemos un nuevo campo de juego en el que las reglas serán justas porque las habremos escrito nosotras. Y dialoguemos, dialoguemos, dialoguemos. Tiendo aquí mi mano a todos los y las españoles y catalanes de bien que se dejen llevar por la solidaridad y no por el desprecio hacia el otro. Construyamos juntos algo nuevo. Hemos demostrado que podemos salir a la calle. Ya no la abandonemos.

2 de octubre

Muy bien la huelga de mañana, pero… ¿por qué no se convocó antes? Hemos perdido todos los derechos que había que perder, y algunos más, hemos sufrido represiones y golpes y pérdidas de ojos, a los estudiantes nos metieron Bolonia por el culo (una de las razones por las que ahora muchos de nostros no podemos permitirnos estudiar) y… nada. Que alguien me lo explique, por favor.

3 de octubre

Los Mossos hicieron en el 15M, las huelgas generales del principios de esta década, las manis antiBolonia y el multireferèndum (ya, ya sé que nadie se acuerda) lo mismo que hicieron el domingo: cumplir órdenes. Al igual que picoletos y maderos. Que las órdenes sean distintas según el cuerpo y la ocasión histórica no les hace diferentes.

6 de octubre

Nunca pensé que podría verme así. Es cierto que lo temía desde hace tiempo, que tal como estaban yendo las cosas el escenario era posible; pero era un temor difuso, lejano, algo de lo que se habla pero que en el fondo no se cree, no se puede, o quiere, creer. Y ahora, me veo de pronto enfrentada a un guerra probable, cuando siempre me habían enseñado que vivía en un país pacífico donde las tentaciones bélicas habían quedado enterradas (como los muertos en sus fosas anónimas). Y, triste, aterrorizada, me descubro pensando que los habitantes de la antigua Yugoslavia, la víspera, quizá debieron sentirse como me siento yo.

No quiero empuñar las armas para defender unos gobiernos que no me han dado nada, excepto disgustos. No quiero ver mi ciudad destruida ni a mis vecinos heridos o muertos. No quiero ver mi vida y mis proyectos aparcados durante largo tiempo, o definitivamente truncados, ni tener que correr para poner a salvo a los mío, eso si llego a tiempo. Sabéis de mis ideas, nunca las he ocultado. Pero en esto momento lo principal, lo único, es reclamar la PAZ.

9 de octubre

Qué ganas de odiar y de despreciar al diferente… qué ganas de crear fronteras, no sólo entre países, sino entre personas. Y qué pocas ganas de defender la justicia y al igualdad. Parece que sólo sabemos luchar por aquello que, justo o no justo, nos deje en una posición mejor entre todos los demás seres humanos, igual que queremos tener el coche más grande y la tele más guay que el vecino. Egoísmo. Estupidez. Se nos está quemando el culo y seguimos atizando el fuego.

Independencia de Cataluña: dos naciones y un tiempo para la paz

Que la manifestación del 7O era más facha que los calzoncillos de Franco, es incuestionable.

Que mucha gente que no lo es ni por asomo fue a esa manifestación con el deseo de manifestar su doble sentimiento de catalanes y españoles (dos nacionalidades de las que yo no me siento en absoluto orgullosa, pero que son las que me tocao), sin saber muy bien quién la convocaba o pensando que, en el momento en que nos hallamos, una alianza con la extrema derecha es un mal menor fácilmente subsanable en el futuro, también lo es.

Que somos todos unos incultos que valoramos la incultura por encima de todas las cosas, y que no nos enteramos cuando uno nos vende una España heroica, y otro se inventa unas hazañas de la nación catalana que sólo existen en sus deseos más íntimo, es verdad de la buena, por mucho que pueda dolernos… Que la locura nacionalista retroalimenta a su contrincante, y si no entramos en razón esto va a dar un pet com una gla… casi podría jurarlo sobre la Biblia

En resumen: nos hemos vuelto locos, y la cosa no mejora. Estamos imbuidos de espíritus patrióticos varios, que si yo soy español, español, español, que si jo sóc català i ves-te’n de la meva terra, o que si L’Hospitalet de Llobregat es la mejor ciudad del mundo. Y no nos damos cuenta que aquí sólo hay dos naciones, aquí y en las Quimbambas: la de los favorecidos por la Fortuna, y la de los pringadillos, como soy yo y creo que la mayoría de los (pocos) que me leéis. La lucha de clases es un cadáver que goza de excelente salud, como decía Vázquez Montalbán. Y en esta guerra que se prolonga desde que algún listillo inventó la propiedad privada, ni los españoles ni los catalales estamos preparados para ganarla. Llevamos 80 años de retraso, y tenemos muy pocas excusas. Sí, ya sé que suena a tópico.

Quiero creer que vendrán tiempos mejores, sobre todo si os dejáis de pamplinas y ayudáis a construirlos entre todos. Ya habrá momentos para luchar por lo que nos ha colocado desde hace tiempo, no a la cola de Europa en todo lo positivo, sino del mundo. Ya vendrá el momento de que nos sacudamos el polvo de un guerra que quedó 80 años atrás en el tiempo, y de un franquismo que se supone (¿?) que pasó a mejor vida hace 40, pero que siguen vivos en nuestro ADN (incluso en los que han nacido hace muy poco), marcándonos a fuego en la piel la cobardía ante la confrontación, la pereza intelectual, el complejo de inferioridad sin deseos de mejora, el victimismo… Las fosas se abrirán, la ciencia y la cultura reinarán, la justicia, la igualdad y la solidaridad se implantarán… podemos hacerlo.

No queramos arreglar hoy lo que llevamos 80 años obviando. No nos pongamos estupendos. Yo quiero la República Socialista de los Pueblos Ibéricos, tú quieres una Catalunya independent, todos queremos (o deberíamos querer) esa utopía a la que me he referido en el paso anterior. Y, sobre todo, todos queremos la paz. No nos podemos permitir otra guerra sangrante que nos deje otros 80 años criando malvas físicas e intelectuales cuando aún no se han curado las heridas de la primera. Cuando ningún Franco ha dado ningún golpe de Estado, excepto en la imaginación de algunos.

Hoy es tiempo para la sensatez. Para la fraternidad. Para la PAZ. Démosles estos tres conceptos a los que quieren pescar en nuestro río revuelto. Luchemos los de abajo contra los de arriba con la única arma que no se imaginarían nunca. Y venzamos, venzamos sobre un, si no, previsible charco estancado de materia en descomposición.

10 de octubre

Cuántas muertes vale una bandera? Porque de seguir así vais a tener unas cuantas. Catalans, catalanes, prepareu-vos per a la guerra.

Y por qué no intentamos ver las provocaciones como obra de una minoría descerebrada? Por qué tenemos que buscar ahora culpables para todas las agresiones reales o ficticias que nos han hecho desde que nacimos? Por qué no pensamos para variar en todos esos inocentes que no se merecen que dispongamos así de su futuro, de su vida? Vale, los fachas españolistas son unos cabrones y a los indepes se les ha ido la castaña. Pero ni contra unos ni contra otros merece la pena odiar, morir, matar…

Eslovenia no puede ser referente. Primero, porque las cosas no ocurrieron ni de lejos como nos las están relatando (algunos deberíamos dignarnos de vez en cuando a perder un poco de tiempo en informarnos en lugar de tragarnos todo lo que nos venden). Segundo, porque los 10 o 15 muertos que se produjeron en el conflicto subsiguiente a mí me sobran. Un muerto sólo ya me sobraría.

A ver si esto, en lugar de Eslovenia, lo que se va a convertir es en Bosnia…

Yo, realmente, siempre había pensado que el 1O tenía más como objetivo presionar al Gobierno para conseguir prebendas de diversos tipos (no voy a detallar ahora) que declarar la independencia. Pero también acabé dándome cuenta de que la Generalitat había creado un monstruo que al final se les había ido de las manos. Al final, ha prevalecido la sensatez… o las empresas fugitivas… o la perspectiva de los barrotes de la cárcel. Es igual. Ahora hay camino para el entendimiento y el diálogo, así que no diré que no hacía falta hacer tanto ruido para tan pocas nueces, o lo de la puta y la Ramoneta. Mi deseo es que no se llegara a un conflicto que podría llevarnos a un callejón sin salida, y las palabras del Presi (o las no palabras) alejan, al menos un poco, esa posibilidad. Me alegro.

Ahora nos enfrentamos a diversos desafíos: primero, conseguir que nuestros dirigentes hablen, y si no hablan cambiarlos por otros (o hacerlo aunque hablen; no olvidemos quiénes son y qué es lo que han hecho). Segundo: que los medios de comunicación y los creadores de opinión de un lado y otro dejen de ser unos panfletos (lo que me a mí personalmente me hace un daño inmenso como ser humano y como periodista) y paren ya de manipular la historia (lo que como aspirante a medievalista me duele mucho más aún); así evitaríamos escenas de violencia y odio como las que hemos visto estos días. Y derivado de esto, tercero: dejar de ver a las personas que piensan diferente como enemigos. Reitero que los adversarios no están al lado, sino arriba, y el hecho de que los pobres nos peleemos por ideas que muchas veces nos han inculcado por conveniencia es absurdo. Es legítimo que deseemos un estatus diferente para el lugar que consideramos nuestro país; no lo es sentir superioridad u odio hacia aquel con quien tenemos más en común que diferencias.

Y, para acabar, que cualquier decisión que se tome sea completamente consensuada, bajo parámetros totalmente imparciales y con todas las garantías, y… y que ya que decidimos algo, decidamos mucho más. Ha llegado la hora de un cambio de tortilla importante. Este régimen está (o debería estar) dando las boqueadas.

12 de octubre

Lo que no puede ser es que tantos colectivos estén malviviendo por culpa de este régimen, y no salgamos a la calle, o no salgamos lo suficiente, o no nos den visibilidad. Estas cosas se enquistan, nos amargan y, como creemos que no podemos luchar contra ellas, luego nos salen en forma de odio, desprecio por el que es diferente… no añado más. Vale, no es la única razón, pero contribuye, y tanto que contribuye!

17 de octubre (después de los incendios que asolaron Galicia y regiones adyacentes)

Rajoy, gobernarás sobre un país roto y una tierra quemada

Que alguien me diga que esto es una pesadilla. Y si no, que me pongan por delante a esos hijos de puta. Le voy a ahorrar el Estado los gastos de manutención carcelaria.

Vale, ya está, ya me he desahogado. Seamos constructivos y no apelemos a la venganza: propongo que se prioricen políticas de reforestación y de compensación generosa a los afectados. Que, de paso, sirvan para crear empleo y reflotar la economía. Sin retirar lo anterior.

(De paso, tampoco estaría mal un sueldo mínimo decente, unas pensiones aseguradas y dignas, un programa serio de protección contra el desempleo y de ayuda a la dependencia, una Sanidad “saneada”, sin listas de espera y con el cuidado que todos nos merecemos, una política tajante de rechazo y restitución de lo robado a los explotadores, especuladores y corruptos, diálogo para acordar el modelo de estado de las autonomías y, ya puestos, un referéndum para ver si realmente todos los españoles queremos estan monarquía y este régimen de 1978).

Y es que no estaría mal que este país creara de cuando en cuando unas políticas razonables, necesarias, justas, inteligentes y solidarias, en lugar de priorizar la impunidad para los canallas, las leyes mordazas, los recortes disfrazados de estrategias económicas. En lugar de, con la que está cayendo con esos incendios destructivos y criminales, no ocurrírsele otra cosa que encarcelar a unas personas cuyo único crimen ha sido luchar por los intereses de la burguesía y enarbolar una bandera en la que supuestamente creen profundamente en lugar de salir a la calle cuando los trabajadores nos enfrentábamos al deshaucio, la miseria, el suicidio… (algo no demasiado loable, pero al menos no criminal). Si eres tan estúpido para cargar de razones a los que son tus contrincantes en esta absurda guera de almohadas de colorines (que nos pueden estallar en las manos como bombas), tus contrincantes pero a la hora de la verdad tus semejantes, lo has hecho bien, Rajoy.

Pero lo has hecho aún mejor si lo que quieres es recabar votos de la España inculturizada por 80 años de dictadura y dictadura encubierta, y sacar ganancia del río revuelto, del río destrozado, mejor diría yo. Rajoy, gobernarás sobre un país roto y una tierra quemada donde ni siquiera podrás gastar todo el dinero que tú y los tuyos habéis robado. Es igual; siempre os quedará Suiza.

O en el caso de Puigde y Pujol, Andorra, que está más cerca y se habla catalán.

26 de octubre

Y yo me pregunto: ¿qué sacrificios han hecho los equipos de gobierno de la Generalitat por Catalunya (y los del gobierno central por España) para que ahora se les considere héroes? ¿Ser los campeones de la corrupción? ¿Recortar empleo, salud, educación y prerrogativas sociales? ¿Manipularnos informativamente? ¿Hacer de un techo digno sobre nuestras cabezas que no nos destroce la economía cada mes un sueño imposible? ¿Convencernos de que malvivir, de que vivir sin esperanza, es vivir y aún tenemos que agradecérselo? ¿Inventarse nuevas memorias históricas y robarnos la nuestra? ¿Mantenermos en el fangal de la incultura? Pues si estos son los sacrificios que la patria, cualquiera de las dos patrias, requiere, que se las meten por allí donde les quepa, y a mí y a mi gente que nos den justicia social, igualdad, libertad, alegría y ilusiones.

A veces queremos ser protagonistas de la historia. Ser héroes, o al menos salir unos instantes de nuestras aburridas vidas. Canalizar todo el odio que nos producen las frustraciones diarias en algo que sacralice ese odio, que nos redima de él. Creo que deberíamos tener el valor de aceptar que ninguno de nosotros somos nadie, apenas unos pequeños ceros a la izquierda, y que nuestra rabia no lleva el nombre de este inmigrante, de este independentista, de este unionista, sino el de nuestros sueños fracasados, tal vez por falta de oportunidades, el de nuestro jefe que nos oprime, el de esa relación que no nos atrevemos a romper no se sabe por qué y nos hace infelices, el de la atención 24 horas para el abuelo que no tenemos tiempo ni fuerzas (ni dinero) para darle, el de… Quizá (sé que es una utopía) si fuéramos tan valiente como para enfrentarnos a nosotros mismos, a nuestras miserias, a nuestras carencias, al esfuerzo que supone mejorar y tomar el rumbo de nuestras vidas, no nos dejaríamos llevar por el narcisismo, por el rencor…

Cómo podéis jugar de esta manera con la tranquilidad, el bienestar, la seguridad y la vida de la ciudadanía?

27 de octubre

Hay muchas razones por las que estoy en contra de la #IndependenciaCatalunya, y las enumeraré en desorden de importancia:

– El proceso se ha llevado a cabo con una falta total de democracia y aupándose en una mezcla de victimismo y narcisismo muy excluyente, que no ha tenido escrúpulos en emplear la maipulación histórica e incluso la mentira más descarada.

– Estoy completamente segura de que los verdaderos iniciadores del proceso aman tanto a Catalunya como yo a Rajoy (con él que, por otra parte, no han dudado en pactar cuando la ocasión lo ha requerido, en contra de los intereses de los de abajo y, evidentemente, a favor de los suyos). Su verdadera patria, la de ambos, está en Suiza. O en Andorra.

– Por muy necesaria que sea la República catalana (en el caso de que fuera verdad que somos un pueblo oprimido), no lo es más que invertir en prestaciones sociales, salud y educación. Porque la culpa de que no tengamos eso no es de España, sino de ambos gobiernos, y dedicar dinero a la independencia en detrimento de estas áreas no es una inversión de futuro, sino un robo cruel a la ciudadanía.

– Yo creo que la única patria de los de abajo ha de ser los de abajo. Odio cualquier opresión a un estado, cultura o idioma, pero este no ha sido el caso. No veo más razones para que Catalunya se separe de España que la conveniencia de unos pocos, y un sentimiento de desprecio o, en el mejor de los casos, falta de pertenencia, a España, de otros muchos. Que es completamente legíimo, aunque en muchos casos sus orígenes no lo sean. Pero no creo que sea un motivo válido para haber llevado las cosas tan lejos y de una forma tan radical. Y con eso vuelvo al punto uno: si era necesario hacerlo, podía haberse llevado a cabo de otro forma. de otra forma, sobre todo, más inclusiva y realmente democrática.

– Implantar una forma de gobierno determinada, cuando no concurren razones de peso, como situaciones de pobreza, detenciones arbitrarias, falta de libertad, peligro, no justifica un futuro inmediato de conflicto, pérdida de poder adquisitivo y empleo, intranquilidad, o incluso guera. Quienes están promoviendo esto son unos inconscientes, y tal vez unos psicópatas declarados.

– La opción de gobierno en la que creo fervientemente es una federación de repúblicas autónomas a la que lleguemos por un proceso pacífico, libre e igualitario.

– Y por útimo, ¿queréis argumentos identitarios? Pues aquí los tenéis: quiero recordar que hay muchas Catalunyas. La Catalunya exclusiva de sardana y castellet no es la mía, ni es la de muchas. Mi Catalunya es diversa, plural y en ella caben estas cosas y muchas más. Mi cultura catalana también es la parte de la cultura de otras tierras que conforman la península Ibérica, y sii me obligan a renunciar a ella,me obligarán a renunciar a una parte de mí, me obligarán a ser una exiliada en mi propio país. Seremos un país de huérfanos que no importamos a nadie, y eso si estamos vivos.

(tras la votación)
Esto es como cuando el médico te amputa una pierna en la que tienes un bulto perfectamente operable, porque considera unilateralmente que es lo mejor para tu salud. Me acaban de quitar una parte importante de mí misma, y a muchos como yo también. Por culpa de unos ciegos, ahora andaremos todos cojos.

Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate.

28 de octubre

Amanecemos en una Catalunya lliure que aún no es libre, que antes no era tan esclava y que en cualquier caso continúa y continuará bajo la férula de la oligarquía, de la Unión Europea y del CETA, votado tanto por PP como por PdCat. Keep on dreaming.

Lo que me enfada no es que piensen diferente. Ni que intenten imponérmelo. Ni que tomen decisiones a mis espaldas. Lo que me enfada de verdad es que no nos estamos enterando de qué va esto pero ni de lejos.

Anuncios

Read Full Post »

"Los portones de entrada se abrieron casi como por arte de magia al acercarnos nosotros, y el salón principal apareció iluminado y listo para los hechos que iban a sucederse".

“Los portones de entrada se abrieron casi como por arte de magia al acercarnos nosotros, y el salón principal apareció iluminado y listo para los hechos que iban a sucederse”.

(viene de) Mi viejo compañero ya corría como un alma en pena huyendo del infierno por el patio de armas, en dirección al cuerpo principal del castillo.

-Pero ¿sabes a dónde vas? A tu edad no te conviene tanta prisa –dije, intentando seguir sus largas zancadas -. El rey va a llegar en cualquier momento, y tendremos que maquillar un poco este desastre, yantes yo tengo cosas que hacer. No me hagas seguirte si no estás seguro de conducirme adonde está él.

-No estoy seguro –confesó, sin dejar correr. Aún estaba en forma, el condenado, y eso que ya había cumplido sus añitos.

–¿Y entonces? –me paré en seco, echando chispas por los ojos. En ese momento, si no hubiera tenido muchas cosas y mucho más urgentes que hacer, palabra que le hubiera matado. Aquel hombre tenía la virtud de sacarme de quicio: no soporto a la gente tranquila. Me ponen muy nerviosa.

Se detuvo a su vez, con toda la cachaza del mundo, y sonrió.

-… pero estoy casi seguro. Durante estos meses me han hablado mucho de él y creo que sé cómo funciona su mente. Confía en mí.

Los portones de entrada se abrieron casi como por arte de magia al acercarnos nosotros, y el salón principal apareció iluminado y listo para los hechos que iban a sucederse. Sin duda, nos esperaban. Me esperaban. Las mesas con los restos de la cena no habían sido retiradas por unos sirvientes que sin duda habían caído desmayados gracias a mi droga antes de que tuvieran tiempo de cumplir con las labores que les tenían encomendadas, pero alguien las había apartado hacia las paredes. El olor a junco mustio y a comida en descomposición casi me hizo vomitar; éste se mezclaba con la ceniza, el sudor y, tal vez, el miedo. Mi odiado enemigo, tan criminal y psicópata como una gran corporación, parecía esperarme en el vestíbulo de una recepción social, si no hubiera sido por la expresión cruel y sarcástica de su rostro deformada por el odio, al parecer había logrado escapar de la refriega con cuatro guardias y, junta a él, Esquieu se frotaba las manos mirándome irrumpir en la escena con el falso leproso. Éste dio un respingo al verle y fue de inmediato a tirarse a su cuello, cuando y le retuve agarrándole del brazo.

-Habrá tiempo –dije. Los guardias se separaron, y vi que estaban cubriendo, a la vez que amenazando con sus hierros, a dos figuras que llevaba las manos anudadas a la espalda: Isabel, a pesar de su situación y aunque todavía no se había recuperado de los efectos de las drogas, me miró con verdadero odio, y Guillaume, con impotencia. Me maldije a mí misma mil veces: tenía que haber supuesto que Esquieu habría hablado. Mi enemigo debía de saber hacía tiempo que Isabel era una espía de Blanca, y sólo esperaba el mejor y más útil momento para hacerla pagar por ello. Y el momento había llegado. Di dos pasos hacia él, y ahora fue mi amigo quien tuvo que sujetarme.

-Maldito sea mil veces –le escupí-. ¿Eres tan cobarde que sólo crees que podrás vencerme haciendo daño a mis amigos? Suéltalos. Demuestra antes de morir que aún eres aquel caballero del que el pueblo contaba historias hace veinte años. Sabes perfectamente que esto es entre tú y yo.

Se limitó a esbozar una mueca llena de desprecio. Entonces, su mirada cayó sobre mi acompañante, y el más auténtico estupor estuvo a punto de reemplazarla, momentáneamente. Se rehízo a tiempo, sin embargo, y entonces fue Esquieu, que nos miraba con la satisfacción del que es absuelto por la historia, el que habló.

-Señor –nos señaló a mí y mi compañero-, esta es la constatación de lo que os decía. Podéis prendedlos ahora mismo y llevadlos hasta el rey de Francia. Por lo que sé de él, os recompensaría con verdadera largueza si le traéis pruebas de que la Orden del Temple es un nido de fornicadores y sodomitas. ¡Confesarán, no podrán resistir la tortura, aparte de que la vergüenza por su pecado debe de estar carcomiéndoles el alma!

-Y una higa es la vergüenza que siento yo por mis pecados –le hice un gesto obsceno con los dedos-. La única vergüenza que tengo es la de no haberte matado a tiempo, babosa traidora. Pero aún no es tarde –desenvainé mi espada y le apoyé la punta en la garganta. Mi amigo sacó la suya y también les hizo frente. Esquieu y su amo según sonriendo, mientras los guardias se acercaban, aunque sin atacar.

-Sois unos ilusos si pensáis que podéis ganar –se carcajeó el renegado–. Siempre habéis sido unos ilusos, vuestro Grupo de los Ocho, con vuestras ínfulas de arreglar el mundo. Pensáis que sabéis quién soy y para quién trabajo, pero no tenéis ni idea. Y vuestro querido soberano no se queda atrás, tampoco. ¡Y pensar que aún cree en la inocencia de los templarios, aunque le encantaría no hacerlo!

Un pequeño cortocircuito se encendió en mi cabeza. Eso quería decir que le había ido con su historia a Jaume, y que Jaume le había ignorado. Pero, entonces, Esquieu no podía ser un espía de Felipe de Francia, pues éste no habría enviado a tal personaje como emisario para conseguir ayuda de su colega real aragonés, en todo caso sólo lo habría mandado como acompañante de alguien de más enjundia. ¿Sería posible que Esquieu estuviera actuando en solitario? ¿Que ni siquiera hubiera colaborado con Blanca, o en todo caso sólo la hubiera utilizado para llegar hasta el rey?

-Venga, zorra, mátame –continuó él, algo desconcertado por mi repentino silencio-. Desde Gardeny que te tengo ganas.

-Pues lamento que no consiguieras tu propósito. Ni tú ni tu cómplice del arco –tuve tiempo de ver su mirada de desconcierto antes de dejar de amenazarle y volverme hacia su señor-. Ahora lo entiendo todo –le dije-. Ni Blanca ni el rey creyeron en las falsedades de este personaje, pero tú te lo tragaste, ¿verdad?, y viste tu oportunidad -como cualquier manipulada y/o cobarde alma, se creyó las tesis del poder, y ahora ama a los opresores homicidas y odia a los oprimidos-. Por eso rompiste tu alianza con ella, aunque el hecho de tu supuesto asesinato de Guillaume tampoco debió ayudar mucho a vuestra concordia, y cuando Isabel llegó, el renegado te informó de su identidad y entonces ataste cabos –me volví hacia ella-. Debiste haber huido cuando te encontraste con él. ¿No se te ocurrió que te reconocería y ataría cabos?

Isabel me escupió.

-Se aseguró de que nunca coincidiéramos, ¡maldita sea! Todo esto es culpa tuya.

Esquieu se carcajeada sardónicamente.

-¿Falsedades? Yo vi todo el espectáculo de lo que pasó en Corbera, desde una grieta en la pared de la habitación –maldición: esperaba que se estuviera marcando un farol. La idea de que me hubiera visto en aquel momento tan… bueno… tan… me resultaba repugnante. Pero no quería dejar que aquello me descentrara.

-Sí. Lástima que hayas nacido siete siglos antes de tiempo. Es sólo tu palabra, imbécil, no tienes pruebas –seguí hablando con mi viejo enemigo, con una mueca de asco pintada en la cara-. Mentiste en Perugia. Mentiste cuando te uniste al Grupo de los Ocho. No quieres una cruzada ni dejas de quererla, y no creo que odies al Temple por ideología. Sólo odias la vinculación que ellos tienen conmigo.

-No te creas tan importante, muchacha. Hay mucho dinero en juego. Y yo tengo demasiadas posesiones que mantener, unos siervos muy vagos, unas tierras pobres y secas y un rey que prefiere que los nobles nos concentremos en servirle en sus interminables guerras contra el moro que hacer algo por nuestra hacienda. El rey Jaume no está interesado en hacer nada contra el Temple, de momento; les halagará mientras puedan servirle, sólo desea tenerlos controlados y sustituirlos por una orden más afín, mucho más catalano-aragonesa, cuando se dé la oportunidad. Pero allende las fronteras, es otra cosa. Se dice que el soberano francés necesita mucha financiación para acometer los cambios que ha ideado para su reino, y no tiene inconveniente en adelantar oro si sabe que lo obtendrá después centuplicado. ¿Y qué orden militar lo ostenta en abundancia en estos momentos?

Sí. Había sido una ingenua. Debí haberlo supuesto. No estaba loco ni enfermo de rabia. O, al menos, no estaba tan loco ni tan enfermo de rabia. Siempre había sido famoso por aprovechar las oportunidades y matar en todas las ocasiones dos pájaros de un tiro. Se vendía al mejor postor, como un deportista sin dignidad ni patria que no sabe que el país que ahora acoge sus medallas le tirará a la cuneta, como a un refugiado sirio, cuando deje de ganarlas.

Pero eso iba a acabarse. O me acabaría yo.

-Suéltalos –le insistí-. Esto es entre tú y yo. Mi amigo marchará también, así como la sabandija renegada ésa y tus guardias. Haz lo que debes, aunque sólo sea una vez en tu vida.

Sentí a mí lado cómo los músculos del falso leproso entraban en tensión, y tuve un atisbo de lo que estaba pasando por su mente. Mi enemigo dio un paso hacia mí con la mano tendida, y por un momento pensé que iba a aceptar mi propuesta. Suspiró, esbozó una media sonrisa que parecía bastante sincera, y dijo:

-Eowyn, es cierto que tú y yo tenemos que vernos las caras…

Eché mano al pomo de mi espada.

-… y tendremos nuestro momento, te lo aseguro, pero no ahora. Marcharás. Saldrás de aquí con todos los tuyos. Te juro por mi honor que liberaré a tu amigo el resucitado y que entregaré a Isabel a Blanca en cuando te hayas ido. Si sólo te atreves a levantar tu espada una pulgada contra mí, mis guardias los atravesarán. Y supongo que no querrás perder a ese apuesto templario, al menos al decir de las damas, pues yo no le veo tal, por segunda vez. Ni a esa antigua amiga a la que ya has hecho bastante daño. Ah, y lo harás de inmediato. Tengo que solucionar muchas cosas antes de la llegada del rey. Naturalmente, eso también os incumbe a vosotros –Gonzalo y Ruy acababan de entrar por la puerta, y se quedaron paralizados al captar las implicaciones de la escena que se estaba desarrollando ante sus ojos-. Quiero que liberéis a mis hombres y que ellos se hagan cargo de los de Blanca. Esquieu irá con vosotros para cerciorarse de que todo es correcto. Luego, marcharéis. Sólo cuando os vea salir a todos del castillo liberaré al bretón. Oh, sé exactamente cuántos sois. No me preguntéis cómo.

De inmediato, Gonzalo retiró la mano del arriaz.

-No tenemos otra opción. Vamos. Eowyn, Ruy, mi señor…

O una risotada de mi compañero.

-Gonzalo, recuerda que aún soy yo el que da las órdenes aquí –su tono era más irónico que autoritario. Nos envolvió a todos con una mirada circular, y después se dirigió a mí-. Eowyn, la decisión es tuya. Confío en el de Nantes, ya está claro que es casi inmortal. En cuanto a Isabel, creo que si le debías algo se lo ha cobrado bien. Pero esta es tu guerra, muchacha. No intervendré.

Le miré, no sin asombro. No podía esperar menos de él, y comprendí lo que le estaba costando tomar aquella decisión. Era demasiado honorable para no dejarme libre, aunque eso le doliera. Por eso no había impedido que yo fuera a buscar mi destino aquella vez, cuando salí en pos de Omar. Nunca debí haber creído que él me había fallado.

-No va a matar a Isabel –era ahora Guillaume quien hablaba, con tal seguridad que ni siquiera sus captores le respondieron con algo más que acercando sus espadas-. No sabe el afecto que le puede profesar Blanca, no se arriesgará a enojarla y que ella le malmeta con el rey. En cuanto a mí, ya me han matado una vez. Eowyn, eres libre para decidir.

Como si fuera tan fácil, como si él no tuviera manera de disimular la muerte de Isabel y achacársela a quien más le conviniera; la mirada irónica que me dirigió tras las palabras del de Nantes demostró a las claras que sabía que yo lo sabía. Las espadas de los guardias amenazaban el cuello de Guillaume e Isabel. Ésta, tan ahogada por el odio, no parecía echar cuenta de que estaba a punto de morir, y él me sonreía sin el más mínimo atisbo de temor, con seguridad de que saldría de ésta como había salido antes de tantas, mientras el señor sonreía con suficiencia, sabiéndose ya vencedor.

Porque él me conocía.

Los apreciaba demasiado. Sí, incluso a la traidora Isabel. Nunca podría decírselo, pero nada podía ser más cierto. Tal vez mi forma de amar es extraña. Invisible, inútil y de lo más problemática, pero existe. No sirve de nada, pero ahí está.

-Vámonos –dije al fin. Me dirigí a mi enemigo-. Ay de ti y de tu descendencia si no cumples tu promesa. Lo que has visto hasta ahora no será nada en comparación con lo que verás.

Se carcajeó.

-Paparruchas. Pero sigo siendo un caballero. Venga, marchaos.

Di la vuelta. Fue el movimiento más largo y dificultoso de mi vida. Allí dejaba mis posibilidades de redención, mi esperanza de libertad. Sabía que no existiría otra oportunidad. Que él jamás se pondría de nuevo a tiro.

Tal vez debería renunciar a todo. Volver a mi pueblo. Ser lo que mi familia esperó que fuera. Jurarle lealtad como su sierva. Ser una mujer común y corriente, expuesta a que neoliberales machistss de uno y otro lado del Mediterráneo me vistieran con bikini o con burkini, según me quisieran su puta o su sumisa. No, no podía aguantar más aquella eterna persecución.

-Vámonos –repetí. Mi viejo amigo me miró con tristeza, consciente del paso que yo estaba dando. Ruy me miró consternado. Gonzalo, que hubiera dado la vida si era preciso por su amigo Guillaume, por su parte, nos hizo gestos de que nos apresuráramos. Aquello era el final. (sigue)

Guardar

Guardar

Read Full Post »

Si Gadafi hubiera sido solo un dictador, no estaría muerto. Esto lo saben los reyezuelos de los países del Golfo, y lo saben los señores de la guerra africanos y asiáticos, y todos y todas los miserables que hacen de la vulnerabilidad ajena el eje de su fortuna; y eso también lo sé yo y lo saben ustedes: si a pesar de eso obviamos saberlo, si preferimos pensar que las potencias occidentales pueden ser héroes por un día y no albergar más intenciones al intervenir un país que salvar a la población civil y vengar a los activistas, pues nos merecemos todo lo que nos venga. Que vuelva el PP, por ejemplo. O que siga el PSOE. Pero sea como sea, ayer la actualidad dio una tregua a un líder en horas bajas, Obama.

Si ETA hubiera sido solo una banda terrorista, ayer no habría anunciado el cese definitivo de su actividad armada. La violenta organización abertzale ha sido desde siempre y sobre todo una aliada del poder que causaba víctimas dobles: las derivadas de sus atentados y las que creaban los sucesivos gobiernos justificándose en su existencia. Y también un arma arrojadiza contra los rivales políticos, que actuaba como un elemento clave de esta alternacia bipartidista en el poder que nos han vendido como democracia; en este sentido, ETA ha cumplido su función hasta el fin: haciendo aumentar las opciones de otro líder en horas bajas, como hizo con Aznar en su momento.

Las figuras políticas que mueren o que finalizan su actividad, si no son mártires, son asesinos o tiranos, y su desaparición sirve para llenarse la boca con la libertad recién conquistada (como la de los libios, que probablemente estén de enhorabuena por haber pasado del dominio de Gadafi al de los mercados) o las bondades del estado de derecho (que nos garantiza sanidad, educación y vivienda deshauciádonos, atontándonos y privatizándonos). Y tal vez sí que lo sean: de hecho, las numerosas víctimas de ETA, que por cierto nunca fueron los culpables del estado de cosas que la banda denunciaba, lo atestiguan. Como también atestiguan la cobardía de la banda. Pero ni ETA ni Gadafi son los verdaderos culpables; nunca lo son.

Hoy debería ser un día de alegría: si las cosas fueran como nos dicen que son. Pero hay muchos libios que saben que la muerte de Gadafi no les va a sacar las castañas del fuego; aunque no les guste creerlo y luchen contra la certeza. Igual que los españoles saben que la desaparición de ETA no les hará recobrar sus derechos perdidos: es difícil que los pobres se acuerden de los que se fueron, como es muy difícil que a los familiares de los que se fueron les importe un rábano los motivos de la lucha por la que murieron sus seres queridos. Y es que, aparte de todo lo demás, esta desconocida y sospechosa ETA que ayer irrumpió en todos los desinformativos televisivos de este país ha elegido un mal momento para su desaparición: ahora, muchos funcionarios de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o se van a quedar en paro, aumentando las listas, o con demasiado tiempo libre para atizar a los manifestantes, lo que todavía es peor. En su cúspide o su decadencia, aun vencidos, los pretendidos enemigos del sistema siempre serán su gran garante.

Read Full Post »

Ni más ni menos. También entonces la comunidad internacional más políticamente correcta, la misma que luego recibió al presidente golpista con honores de jefe de Estado y le facilitó el chantaje de unas elecciones de pantomima, se echó las manos a la cabeza mientras la prensa de ultraderechas, contratada para hacer el papel de poli malo, justificaba el golpe, ocultaba su violencia y sacaba los manidos adjetivos de populista, etc, etc… La estrategia es tan clara que resulta obvio explicar a qué obedece… pues a lo mismo que a los ajustes estructurales en el Tercer, y ahora en el Primer, mundo, a este capitalismo que se revuelve como un jabalí herido de muerte, con lo que resulta aún más peligroso. No dejemos que suceda una segunda vez. Y sobre todo no permitamos que haya una tercera.

http://www.wikio.es

Read Full Post »

JK Pereira

Escritor

#afinidadviajera

La única web para viajeros adictos.

franciscojaviertostado.com

Historia, medicina y otras artes...

Fábulas estelares

De lecturas, lenguajes y naves espaciales

#NoDAPL Solidarity

Support the Indigenous led movement to stop the Dakota Access Pipeline

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Tras La Última Frontera

Un blog sobre literatura fantástica, ciencia ficción, mitología y juegos de rol.

Romana Insolentia

El blog donde conocer al pueblo godo y la Antigüedad Tardía desde sus orígenes hasta su final. Guerra, intriga y arqueología en Hispania tras la caída de Roma de manos de un historiador y arqueólogo amante de la Antigüedad Tardía y de los visigodos en particular.

Juegos y Dados

Juegos de tablero, cartas, rol y miniaturas

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

arieelvikingo

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

Adherentes Bcn

Quisieron enterrarnos, pero no sabían que somos semilla

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

Soy Pública

Defendiendo la Educación Pública

The Moving Times

Diario de los movimientos sociales y las reivindicaciones políticas

Asociación hipotecados activos

Todo lo que debes saber de tu hipoteca, los bancos, el dinero y no te explican

ARQUITECTURA-G

ARQUITECTURA-G Estudio Arquitectura Barcelona

La ratera

El Bloc d'en Toni Barbarà

Plataforma Catalana Marxa a Brussel·les 2015

No a l'Europa del capital, per una Unió dels pobles democràtica, social, ambiental , solidària, igualitària: EUROMARXES 2015

Atila Weblog

Just another WordPress.com weblog

Salud y Bienestar

En éste blog encontrareis información referida a salud y bienestar en general.

Ciencia Histórica

Un blog de Jesús G. Barcala

Información por la Verdad

Buscadores de la Verdad en Vallecas informando desde el cariño.

PTYAL

Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

Ferro Veritas

Esgrima Antigua y Recreación

ALC Stronghold

¡Hazlo épico!

Por Otro Mundo

Somos Más

Ciencia Histórica

Un blog de Jesús G. Barcala

Los Templarios y su época (1095-1314)

“Non nobis Domine non nobis sed Nomini Tuo da gloriam”

#elmonlocaldiuprou

Web per denunciar la reforma local de l'Estat

el Club dels Llops

quatre nens es perden pel bosc, on viuran l'aventura de la seva vida!

Un escriptor als núvols

La botiga de les fantasies versemblants

verba volant, scripta manent

De la edición en papel a la edición integral

Espiral associacio de creadors/es

Associació de creadors i creadores

Donbass Resisteix

Bloc de l'Assemblea de Suport a les Repúbliques Populars de Donetsk i Lugansk

Tinta Roja

Fira de l'edició independent i del llibre polític

A %d blogueros les gusta esto: